Ciencia

Aseguran que los lácteos descremados aumentan el riesgo de Parkinson

Un grupo de investigadores descubrió que hacerlo en grandes cantidades puede ser dañino, aunque explicaron que su estudio es puramente observacional y no es capaz de probar causa y efecto

domingo 11 de junio de 2017 - 8:30 am

Un grupo de investigadores de la Escuela Chan de Salud Pública de Boston de la Universidad de Harvard (USA) descubrió que consumir productos lácteos descremados en grandes cantidades puede aumentar el riesgo de sufrir Parkinson. Los resultados fueron publicados en la revista Neurology.

Analizaron evidencias anteriores que relacionaban un mayor riesgo de parkinson por consumo de productos lácteos, en particular la leche. Se trató de 25 años de datos de más de 120.000 hombres y mujeres, entre los que se incluían 80.736 mujeres que formaban parte del Estudio de Salud de Enfermeras y 48.610 hombres que formaron parte en el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud.

Los participantes debieron completar un cuestionario de salud cada 2 años y un cuestionario dietético cada 4. Los investigadores utilizaron los datos del 2do para analizar qué tipos de productos lácteos bajos en grasa consumían -leche, crema, queso, manteca, helado- y la frecuencia del consumo de estos productos lácteos.

Después de 25 años, comprobaron que 1.036 participantes habían desarrollado la enfermedad y descubrieron que el riesgo de Parkinson era un 34% mayor para los adultos que consumían por lo menos 3 porciones de productos lácteos descremados todos los días, en comparación con los que consumían solo una porción. En particular, la leche descremada aumentaba el riesgo hasta un 39%.

Katherine C. Hughes, autora principal del trabajo, explicó: “Los resultados proporcionan evidencia de un modesto aumento del riesgo de parkinson con un mayor consumo de productos lácteos bajos en grasa, y estos productos lácteos, que son ampliamente consumidos, podrían ser un factor de riesgo modificable para la enfermedad”.

Hughes y el grupo de investigación afirmaron que un mayor consumo de productos lácteos bajos en grasa, sobre todo la leche, puede estar asociada con un mayor riesgo de Parkinson. Pero indicaron que su estudio es puramente observacional y no es capaz de probar causa y efecto.

El parkinson se trata de un tipo de trastorno del movimiento que se produce cuando las células nerviosas -neuronas- no generan suficiente cantidad de una sustancia química fundamental para el cerebro, llamada dopamina. Por lo general, la enfermedad aparece cerca de los 60 años, pero hay casos en los que se presenta antes. Es mucho más común entre los hombres que entre las mujeres.

Entre sus síntomas se incluyen:

-Temblor en las manos, los brazos, las piernas, la mandíbula y la cara

-Rigidez en los brazos, las piernas y el tronco

-Lentitud en los movimientos

-Problemas de coordonación y equilibrio

Con el tiempo y cuando los síntomas empeoran, las personas que sufren de parkinson pueden presentar problemas para caminar o hacer tareas sencillas. También pueden tener problemas como depresión, trastornos del sueño o dificultades para masticar, tragar o hablar.

No hay una cura para la enfermedad, pero existen medicamentos que ayudan a tener una mejor calidad de vida y a mejorar los síntomas.

Fuente: Urgente 24

COMENTARIOS