Policiales

Marcha en Lomas: incendiaron la casa del detenido por el crimen de Agustín

Los vecinos marcharon para pedir justicia por la muerte de Agustín Bustamante y prendieron fuego la vivienda del principal sospechoso, que había sido requisada por la policía

jueves 8 de junio de 2017 - 9:23 pm

Un nene de tres años que iba de la mano de su padre cuando se dirigían a comprar una pizza en Lomas de Zamora fue asesinado de un balazo por la espalda por dos ladrones apenas después de robarles la plata en la localidad de Villa Centenario.

Horas después fue detenido un adolescente de 16 años y vecinos y parientes de la pequeña víctima hicieron una protesta donde reclamaron justicia, denunciaron una zona liberada, pidieron pena de muerte y juntaron plata para pagar el velorio y el entierro del pequeño asesinado.

Tras la marcha, un grupo de personas quemó la casa del imputado por el crimen.

“Me quisieron apuntar a mí, con la mala suerte…”, dijo quebrado por el dolor Martín Bustamante, papá del nene muerto, Paulo Agustín.

El hombre contó que el miércoles por la noche salió a comprar una pizza y en la esquina de las calles Timoteo Gordillo y Victorino de La Plaza, a una cuadra de Camino Negro y a tres de los Tribunales de Lomas de Zamora, los abordaron dos ladrones que “estaban escondidos” detrás de un árbol.

Los asaltantes le robaron la plata y cuando se iban, uno de ellos disparó y un balazo impactó en la espalda del nene, quien murió poco más tarde en la Clínica Boedo.

“El que tenía el arma se sonrió”, contó Bustamante, de 28 años, quien dijo que en ese momento él llevaba “de la mano” a su hijo.

En horas de la madrugada del jueves fue detenido un muchacho de 16 años que vive a ocho cuadras de donde ocurrió el crimen, mientras permanecía prófugo su hermano.

Fuentes policiales indicaron que el imputado quedó a disposición de la Fiscalía de Responsabilidad Juvenil N° 4 de Lomas de Zamora.

Bustamante afirmó que los ladrones “dispararon por nada” porque ya le habían robado la plata que llevaba para comprar la pizza. “Primero me robaron, y después dispararon”, clamó.

El joven padre advirtió que “la Justicia sabe lo que tiene que hacer” y les pidió en principio a los medios que se retiraran del lugar.

Después, en horas de la tarde, se hizo una numerosa marcha de vecinos de Lomas de Zamora para protestar y reclamar justicia.

En medio de denuncias sobre la existencia “zona liberada”, Antonio, tío abuelo de Agustín, reclamó “justicia” y dijo que “no se pueden creer estas cosas; son malandras…Que los metan presos..!!!”.

Antonio describió que los nenes eran tres: dos mujeres y Agustín, que era “el del medio”.

En tanto, Noelia, tía de Agustín, agradeció la presencia de los manifestantes y pidió, entre lágrimas, que “no dejemos que nos roben una vida más”.

“Pido justicia por Agustín, quiero una respuesta; dónde están los policías? Soy de Esteban Echeverría. Llegué acá y no había ni un policía. Por qué no trabajan? Salgan a buscar a los verdaderos criminales. Qué explicaciones les damos a los hermanos? Qué les podemos decir? Nada”, se quejó la mujer.

A la par, una vecina contó que “hoy habrán pasado más de 20 patrulleros porque ocurrió esto, pero acá ya no se puede salir a hacer mandados; tenés que estar encerrado en tu casa con rejas, ¿dónde estamos viviendo?”.

Y otra mujer denunció que “la mayoría de los policías son chicos que están por la plata, que estaban desocupados y no tienen vocación”.

“Esto es zona liberada, estamos juntando plata para pagar el velorio del nene, encima en facebook hay chicas apoyando al asesino, y él mismo dice que quiere matarse, que se mate”, enfatizó otra manifestante, mientras se alzaban voces -también de madres que perdieron a sus hijos en hechos violentos- que pedían pena de muerte, incluso para menores.

COMENTARIOS