Caso Odebrecht

Carrió pidió que la Justicia investigue por coimas a Julio De Vido y sus colaboradores

La diputada nacional de la Coalición Cívica presentó un escrito ante el fiscal Delgado y apuntó contra los ex funcionarios e intermediarios

lunes 29 de mayo de 2017 - 10:17 am

Elisa Carrió se presentó hoy ante el fiscal federal Federico Delgado para solicitar que se comience a investigar si el ex ministro de planificación federal, Julio de Vido, y uno de sus colaboradores más cercanos, Roberto Baratta, recibieron coimas del Grupo Odebrecht para que la firma brasileña obtenga ventajas en la asignación de obra pública.

Además, la diputada nacional por la Coalición Cívicale reclamó que se “tomen las medidas necesarias para garantizar que la información se remita a los jueces y fiscales a cargo de las causas en trámite y no queden solo en manos de las autoridades de la Procuración General de la Nación”, al considerar que la procuradora Alejandra Gils Carbó “no es garantía de búsqueda de la verdad en absoluto”.

“Tengo fundados temores en que intente encubrir o desviar las investigaciones abiertas respecto del pago de sobornos por parte de la empresa Odebrecht”, planteó.

Por su parte, el propio presidente Mauricio Macri le reclamará a la Oficina Anticorrupción que acceda a toda la información sobre el mecanismos de sobornos: se trata de 35 millones de dólares que la compañía brasileña pagó en coimas para obtener ciertos contratos de obra pública, desvíos que fueron ejecutados entre el 2007 y el 2014, cuando Cristina Kirchner era presidente y Julio De Vido controlaba todas las licitaciones que se hacían en la Argentina.

“Sugiero se requiera con urgencia a todo aquel que se sepa o pueda tener información sobre los ex funcionarios públicos señalados, como también respecto de los intermediarios que nombra la investigación periodística (en relación a una información aportada por el periodista Hugo Alconada Mon), y como de cualquier otro involucrado”, señaló en su presentación la diputada de la Coalición Cívica ARI.

Y agregó: “Toda esa información que permanece en Brasil debería liberarse para la Argentina y otros países a partir del jueves 1° de junio, pero podría demorarse por decisión de los fiscales brasileños que lideran el caso Lava Jato. Por otro lado, no se conoce el alcance de esa información ni hasta donde podrá ser de utilidad sin contar con algún tipo de colaboración como la lograda por los fiscales brasileños o norteamericanos con Oderbrecht que, según los acuerdos a los que llegaron en Brasil, tienen la obligación de colaborar exhaustivamente con investigaciones en otros países”.

Por último, en su escrito planteó que “un acuerdo con la empresa Odebrecht puede garantizar lo que la labor de la Justicia no podrá con los métodos de investigación actuales acreditar, comenzar a investigar a los funcionarios que están trascendiendo, como Julio De Vido, Roberto Baratta o Ricardo Jaime, tiene que ser el punto de inicio de la colaboración que deben requerir quienes tienen el deber constitucional de promover la actuación de la justicia”.

COMENTARIOS