Detrás de escena

Exclusivo: Las mini vacaciones de Axel Kicillof en la Costa

Fiel a su estilo, el ministro de Economía eligió la opción económica y aprovechó el fin de semana largo para relajarse junto a su familia en las playas de Ostende, a pocos kilómetros de Pinamar. Detalles de su estadía

lunes 3 de marzo de 2014 - 7:51 pm

Elegido por la Presidenta como consejero económico, el ministro de Economía, Axel Kicillof, se encargó en el último tiempo de bajar el mensaje de Cristina Fernández de cara a sus ministros y la prensa.

Esto quedó en evidencia semanas atrás, cuando el funcionario de confianza de Cristina contradijo públicamente y dejó en “offside” al titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, quien había adelantado posibles cambios en Bienes Personales. “La Presidenta descartó definitivamente un aumento”, sentenció en ese entonces. [pullquote position=”right”]Exclusivo: Las mini vacaciones de Kicillof en la Costa[/pullquote]

El papel protagónico que le concedió la Presidenta lo llevó a participar de toda reunión de relevancia: encabezó las reuniones paritarias con docentes y en los últimos días voló a Brasil para reunirse con su par brasilero, Guido Mantega, con quien busca limar asperezas comerciales.

Entre tanta agenda apretada, el funcionario decidió refugiarse unos días en el balneario de Ostende, a pocos kilómetros de Pinamar. Tal como hizo a fines de diciembre último -cuando viajó con su familia a Calamuchita, Córdoba para pasar fin de año- el ministro eligió un lugar alejado de los flashes para tomarse unos días de descanso.

Según confiaron fuentes a Nexofin, el ministro viajó junto a su familia el sábado bien temprano y se alojó en el centenario Viejo Hotel Ostende, donde permanecerá hasta el lunes.

Un usuario, quien pidió como condición el anonimato, facilitó una fotografía en la que se muestra junto al titular del Palacio de Hacienda en la zona de carpas del balneario del hotel. Según pudo confirmar Nexofin, el servicio de carpas está incluido en la tarifa, que rondan los 2.500 pesos por noche, en cuarto compartido. [pullquote]El ministro se relajó compartiendo unas cervezas con su mujer y una amiga, mientras sus hijos jugaban alrededor[/pullquote]

La tarde nublada de domingo no fue impedimento para que el ministro caminara los 150 metros que separan el apart de la playa.

Junto a sus dos hijos, esposa y una amiga de la familia, el funcionario pidió cerveza para los mayores y gaseosas para sus pequeños. Según contó el joven que se fotografió con el funcionario, al momento de acercarse, el ministro se mostró de buen ánimo y su mujer, Soledad Quereilhac, se ofreció a tomarles la instantánea.

Entre risas, la mujer le puso una única condición: “No la subas a ningún lado, por favor. Y si la subís al menos esperá hasta el lunes”. Quizás, de tanto relajo, Soledad se olvidó que hoy era lunes.

COMENTARIOS