Corrupción

Odebrecht: el misterioso grupo “La Piscina”, investigado por la Justicia

Lo integraban Julio De Vido, José López y los directivos de AySA; quieren saber si habrían recibido sobornos

viernes 26 de mayo de 2017 - 6:19 am

Nombres claves, autoridades empresariales y funcionarios, y una denominación muy particular surge alrededor de la obra que AysA le otorgó a la constructora brasileña Odebrecht en nuestro país.

AySA está constituida mayoritariamente por el Estado y con una participación menor de los empleados de AySA. Esa estructura denominó a un conjunto de directivos y funcionarios que operaba dentro de la empresa como el grupo “La Piscina”.

Según detalla el diario Clarín, desde mayo de 2007 a diciembre de 2015 el presidente de AySa fue Carlos Ben, el vice Enrique “Japonés” García y uno de los directores Oscar Vélez.

José Luis Lingeri fue nombrado como representante de las acciones de los empleados. Este grupo de personas fueron responsables de aprobar el Plan Director de Provisión de Agua. Justamente, dentro de ese programa se decidió realizar la Planta Potabilizadora Paraná de las Palmas que investiga el juez Sebastián Casanello con una extensa lista de presuntas irregularidades.

Con relación directa con las principales autoridades del extinto ministerio de Planificación Federal, Julio De Vido y José López, y de la subsecretaría de Recursos Hídricos Fabián López, la diputada Margarita Stolbizer, cuando amplió en febrero la denuncia por posibles hechos de corrupción en la obra que AySa le otorgó a la brasileña Odebrecht, apuntó contra todo este grupo de directivos y funcionarios como “responsables de permitir diversas irregularidades”, con las sospechas del cobro “de retornos” como uno de los pilares.

Estos directivos y ex funcionarios eran los que conformaban el grupo “La Piscina” como los llamaban en AySA. “Todas las maniobras respondían a este grupo que además era integrado de parte de AySa por el armador de los contratos de obra Ariel Rodríguez”, señaló un ex operador de la empresa con participación estatal, a la líder del GEN.

Presupuestos, licitaciones, redeterminaciones de precios, modificaciones de plazos de obra, todo era decidido, según investiga la Justicia, por “La Piscina”.

¿Podría este grupo ser receptor de posibles coimas? Es lo que Stolbizer solicitó que se investigue en el marco de esta causa que hace foco en las irregularidades observadas en dos plantas potabilizadoras y que es impulsada por el juez Casanello.

“La Piscina” decidía además, las obras adicionales que se fueron incorporando a las plantas potabilizadoras bajo investigación judicial.

La información que se incorporó a la causa y que significó una ampliación de la denuncia inicial, señala que “La Piscina” ” actuó en el resto de las obras que manejó AySa”.

El presupuesto administrado entre 2006 y 2015 se estima que alcanzaría los 2.400 millones de dólares para obras.

COMENTARIOS