Economía

El precio del dólar que espera el Gobierno para fin de año

El Gabinete Económico descarta cualquier devaluación para después de las elecciones legislativas de este año

viernes 26 de mayo de 2017 - 5:50 am

Novedades a tener en cuenta en materia económica. La inflación no es la única variable que dentro del gobierno está en espacio de revisión.

También la cotización del dólar, que para fin de año según lo que dicta la norma de presupuesto nacional debería estar a 19 pesos, está en duda.

Pero a diferencia de la inflación, donde el Gabinete Económico estima ahora un número más cercano a 20% (pese a que el Banco Central defiende y creen en la meta de 17%); en el caso de la divisa los cálculos oficiales hablan de un número menor al presupuestado y más cercano a los 18 pesos.

Según indica el diario Ámbito Financiero, el dato está siendo hablado entre los integrantes de la conducción de la economía argentina, incluyendo los vicejefes de Gabinete Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, junto con los ministros de Hacienda Nicolás Dujovne y Luis Caputo.

La argumentación para comenzar a analizar la cotización a la baja surge de un simple cálculo oficial de oferta y demanda: los dólares que ingresarían hasta fin de año serían lo suficientemente importantes como para sostener el precio de la divisa no mucho más allá de la evolución que se viene registrando en la curva anual de cotización.

En esta hipótesis, obviamente, no está incluida la eventualidad del surgimiento de un “cisne negro” negativo, que pulverice la especulación oficial.

En esta categoría, aseguran en el gobierno, no está considerada la situación de Michelle Temer en Brasil como tampoco ninguna sorpresa interna.

De hecho, las posibilidades de sorpresas cambiarias son casi descartadas por el gabinete económico, al punto de haber recurrido a ese concepto del “cisne negro”.

El debate se había iniciado antes de la crisis con Brasil, a mediados de mayo, cuando el precio de la divisa navegaba con dificultades para superar los 15,80 pesos.

Lo que se vivía hasta el eclipse de Temer, era una demanda muy débil de dólares ante una oferta creciente alimentada con las liquidaciones sojeras, el megaresultado positivo del blanqueo (más de U$S117.000 millones declarados y 17.000 millones de dólares libres para el gobierno) y las colocaciones de deuda pública, tanto nacional como provincial.

El segundo dato que espera el gobierno proviene de las propias filas oficiales. El ministerio de Finanzas de Luis Caputo ya tiene todo preparado para la colocación de deuda de u$s20.000 millones, la que no terminará de completar el proceso de toma de crédito en el exterior, sino que llegará al 70% de las necesidades financieras del Ejecutivo para este año; con lo cual cabría esperar nuevas operaciones por otros u$s10.000 millones más.

A estos números habrá que sumar las colocaciones que irán haciendo las provincias y muchas empresas privadas, que podrían incluso empardar la cantidad de dólares en operaciones de deuda.

COMENTARIOS