Política

Odebrecht: allanaron y secuestraron datos sobre obras realizadas con AySA

El juez Casanello secuestró documentos sobre la construcción de dos plantas potabilizadoras de aguas cuyas licitaciones, ganadas por empresas brasileñas, presentaban varias irregularidades

jueves 25 de mayo de 2017 - 9:06 am

La Justicia federal allanó las oficinas de Odebrecht, la empresa brasileña involucrada en el megaescándalo de corrupción “Lava Jato” que aseguró internacionalmente que había pagado unos 35 millones de dólares en coimas en la Argentina para hacer negocios con la obra pública.

El juez Sebastián Casanello dispuso el procedimiento en las oficinas de la firma en Leandro Alem al 800, por pedido del fiscal Federico Delgado, en el marco de la causa que investiga los negocios con la empresa de aguas AySA para la construcción de la planta potabilizadora del Paraná de las Palmas, informaron fuentes judiciales.

Pero a la vez también dispuso allanamientos en oficinas de las compañías Roggio, Camargo Correa y Esuco, la primera asociada a Odebrecht en la planta del Paraná y las otras dos en la construcción de la Planta del Bicentenario, también de AySA, en Berazategui.

La medida buscaba encontrar el contenido de las computadoras de los principales directivos del gigante brasileño, así como cruces telefónicos, según informó DyN el domingo último. En todos los casos los investigadores retiraron documentación, indicaron las fuentes judiciales.

Odebrecht confirmó este miércoles el procedimiento y ratificó que ofreció su colaboración en forma “amplia y definitiva” para esclarecer el caso, cuya finalidad es poder seguir, a cambio, operando en la Argentina.

Hay varias causas abiertas y, según publicó hoy en Twitter la legisladora Graciela Ocaña, una de las denunciantes, el juez Marcelo Martínez De Giorgi ya había hecho un procedimiento el año pasado en busca de los servidores de las computadoras.

En tanto, el ministro de Justicia, Germán Garavano, reiteró que se está “trabajando” para “solucionar” el inconveniente que hay con “la normativa brasileña” en el caso Odebrecht.

También volvió a cuestionar a la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, por no haber liderado procesos en el combate contra la corrupción.

Pero tras la reunión de la víspera con el abogado de la empresa, Guido Tawill, se preveía un nuevo encuentro para hoy. Sin embargo, fue suspendido para los próximos días ante la concreción de los allanamientos.

Garavano explicó que “el inconveniente más grande es que la propuesta (de Odebrecht) está basada en lo que es la normativa brasileña, que es bastante diferente a la de la Argentina en relación a estos temas de empresas. Estamos trabajando en eso para tratar de ver de solucionarlo”.

“La información que se pueda conseguir es para entregarla a la Justicia, no podemos darle otra finalidad”, recalcó Garavano.

Sobre las investigaciones en los casos de corrupción, el funcionario consideró que “la Fiscalía es la gran ausente en esto, más allá del esfuerzo de fiscal (Federico) Delgado u otros individualmente”.

El diputado oficialista Pablo Tonelli justificó que el Gobierno hable con directivos de Odebrecht para esclarecer el caso de las coimas, ya que hay “falta de actividad, de iniciativa y colaboración” de la Procuradora Alejandra Gils Carbó.

La funcionaria “debería reunirse con los abogados, los directivos de Odebrecht, ver qué hacen, qué requieren”, para tratar de avanzar en una línea de investigación.

Para el diputado, si los directivos de la empresa brasileña “hacen las revelaciones que prometen, muchos funcionarios del anterior gobierno van a quedar involucrados en hechos de corrupción, y Gils Carbó no tiene ningún interés en que funcionarios del anterior gobierno sean juzgados por hechos de corrupción, entonces no toma ninguna iniciativa.

“Confiamos en la Justicia, pero no en la procuradora, porque ha dado evidentes muestras de actuar con una parcialidad absolutamente reñida con la objetividad y ecuanimidad con la que debe ser conducida la Procuración”, enfatizó.

Fuente: DyN

COMENTARIOS