Netflix

Qué ver en Netflix esta semana

Las palabras "melodrama romántico feminista" no parecen pertenecer a la misma frase, pero la nueva serie española de Netflix "Las chicas del cable" demuestra que todo se puede a la hora de mostrar una historia que tiene mujeres (no sólo sus historias de amor) como protagonistas

miércoles 24 de mayo de 2017 - 12:50 am

Por Florencia Preti – Twitter: @Flor44

“En 1928 las mujeres eramos algo así como adornos que se las llevaban a las fiestas para presumir de ellos… objetos sin poder de opinión ni decisión. Es cierto que la vida no era fácil para nadie, pero mucho menos si eras mujer. Si eras mujer en 1928, ser libre era algo inalcanzable”: el monólogo de apertura de Blanca Suárez en “Las chicas del cable” establece el tono para ocho capítulos de lo que podríamos llamar un culebrón con todas las letras, pero con un tono feminista que sorprende y resulta refrescante comparado con otras novelas.

La primera serie de Netflix grabada en España cuenta no cuatro historias de amor, como estamos acostumbrados, sino las historias de cuatro mujeres que se abren paso en el mundo: algunas tímidamente, otras derribando puertas y prejuicios, y otras tratando de escapar de un pasado que las acecha.

Suárez, la chica dorada del cine español (a sus 28 años ya participó en dos films de Almodóvar, “La piel que habito” y “Los amantes pasajeros”, y protagonizó la exitosa serie “El barco” junto al galán Mario Casas) interpreta a Alba Romero Méndez, una joven que debe infiltrarse en la compañía de teléfonos para salvar su vida y que, a pesar de un duro pasado delictivo se encuentra confiando en sus compañeras para cumplir su misión.

blanca suarez

Con una estructura de novela de intriga, cada episodio nos muestra cómo las protagonistas se enfrentan “a las normas de una sociedad machista y retrógrada”, muchas veces enfrentándose a situaciones que todavía hoy nos suenan escalofriantemente próximas.

Un gran elenco, la espectacular ambientación de una España al borde de una crisis política y económica y la dirección de Ramón Campos, que no mira para otro lado a la hora de hablar de la fuerza femenina (en oposición a una “sensibilidad” que suele equipararse con debilidad), hacen de “Las chicas del cable” una serie que sienta precedente y de la que nos quedamos con ganas de mas.

imagen-sin-titulo

Si te gustó también mirá: El tiempo entre costuras

COMENTARIOS