Sociedad

Dato particular: en Buenos Aires ya hay más abuelos que nietos

Mientras sólo 9,8% de los habitantes tiene menos de 10 años, los mayores de 60 representan el 24,4%; se explica por la caída de la natalidad y la mayor esperanza de vida

jueves 18 de mayo de 2017 - 6:50 am

Un dato que cada vez es más frecuente en la ciudad de Buenos Aires: ya viven más abuelos que nietos. Mientras el 9,8% de los habitantes tiene menos de 10 años, los mayores de 60 alcanzan el 24,4%, según surge de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) porteña de 2016.

Esto es: en la Capital viven unos 303.844 niños menores de 10 y 756.508 personas mayores de 60. Son, digamos, unos dos abuelos y medio por nieto, tal como indica un informe que realizó el Instituto de Estudios Laborales y Sociales (Idelas) de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales, sobre los datos de la EPH.

Esto se explica, dicen los especialistas, por dos razones que van de la mano: Buenos Aires, a tono con lo que pasa en las principales ciudades de otros países, es el lugar de la Argentina donde se registra la más baja natalidad y, a la vez, la más larga esperanza de vida.

Según indica el diario La Nación, basta comparar las estadísticas vitales desde fines del siglo XIX. En 1887 se vivía en promedio unos 32 años y en 1895, el número de hijos que en promedio tenía una mujer era cinco. Hoy, la esperanza de vida se sitúa en 75 años y la tasa de fecundidad es de 1,8 hijos por mujer.

“Significa que ya estamos por debajo del reemplazo demográfico, que es de 2,1 hijos por mujer. Y una vez que eso ocurre es muy difícil que la situación demográfica se revierta”, explica Victoria Mazzeo, jefa del Departamento Análisis Demográfico de la Dirección General de Estadística y Censos porteña.

Otro dato: según el informe del Idelas, sólo en uno de cada tres hogares porteños viven niños. Y en la mayoría de los hogares con chicos, los hijos son uno o dos.

En cambio, en la ciudad crece la población que tiene más años. “Hoy casi tenemos una igual proporción de población de menores de 15 años que de mayores de 65. Son valores de envejecimiento similares a los que se registran en las capitales europeas, como París y Madrid.

En el caso de Buenos Aires, la característica es que este envejecimiento está feminizado. Existe una brecha de unos siete años entre las edades a las que fallecen las mujeres y los hombres”, aporta Mazzeo.

COMENTARIOS