Mundo Animal

A todo color: así es la vida del camaleón

Se comunican cambiando de color, cazan sacando la lengua a la velocidad del rayo y viven en algunos de los hábitats más amenazados del planeta

jueves 18 de mayo de 2017 - 7:20 am
Un insecto es víctima de un hambriento camaleón del género Calumma, cuya vista, excepcionalmente aguda, le permite proyectar su larga lengua con una precisión milimétrica.
Un insecto es víctima de un hambriento camaleón del género Calumma, cuya vista, excepcionalmente aguda, le permite proyectar su larga lengua con una precisión milimétrica.
Brookesia micra es el camaleón más pequeño del mundo.
Brookesia micra es el camaleón más pequeño del mundo.
Cuanto mejor se camufle en su entorno, más a salvo estará de sus depredadores este joven ejemplar de camaleón pantera. La especie es nativa de Madagascar y del continente africano.
Cuanto mejor se camufle en su entorno, más a salvo estará de sus depredadores este joven ejemplar de camaleón pantera. La especie es nativa de Madagascar y del continente africano.
Los camaleones malgaches pueden ser tan diminutos como Brookesia micra (que no llega a los tres centímetros de largo) o tan grandes como el camaleón gigante de Madagascar (de casi 70 centímetros de largo), que en esta fotografía pasa frente a unos baobabs.
Los camaleones malgaches pueden ser tan diminutos como Brookesia micra (que no llega a los tres centímetros de largo) o tan grandes como el camaleón gigante de Madagascar (de casi 70 centímetros de largo), que en esta fotografía pasa frente a unos baobabs.

Dos ejemplares de Brookesia decaryi apenas se distinguen de un montón de hojas.
Dos ejemplares de Brookesia decaryi apenas se distinguen de un montón de hojas.
El ciclo vital del camaleón de Labord es de aproximadamente un año. En cautividad, algunas especies llegan a vivir diez o doce años, pero en su entorno natural ese tiempo se reduce a menos de la mitad.
El ciclo vital del camaleón de Labord es de aproximadamente un año. En cautividad, algunas especies llegan a vivir diez o doce años, pero en su entorno natural ese tiempo se reduce a menos de la mitad.
Una protuberancia nasal –elemento de identificación para los individuos de especies parecidas y eventual arma de combate– adorna el hocico de un camaleón de nariz larga.
Una protuberancia nasal –elemento de identificación para los individuos de especies parecidas y eventual arma de combate– adorna el hocico de un camaleón de nariz larga.
Un camaleón de dosel se aferra a un racimo de flores.
Un camaleón de dosel se aferra a un racimo de flores.
Un camaleón de O’Shaughnessy duerme asido a una rama.
Un camaleón de O’Shaughnessy duerme asido a una rama.
En la mayoría de las especies de camaleones los machos exhiben un mayor colorido que las hembras. Pero en el caso del camaleón menor los machos presentan unos tonos herrumbrosos, marrones y negros, mientras que las hembras (en la imagen) son verdes a menos que estén cargadas de huevos, momento en que sus tonos vivos advierten a posibles pretendientes que no deben acercarse.
En la mayoría de las especies de camaleones los machos exhiben un mayor colorido que las hembras. Pero en el caso del camaleón menor los machos presentan unos tonos herrumbrosos, marrones y negros, mientras que las hembras (en la imagen) son verdes a menos que estén cargadas de huevos, momento en que sus tonos vivos advierten a posibles pretendientes que no deben acercarse.
Tras disputarse una hembra, el macho de camaleón pantera victorioso sigue exhibiendo sus colores de combate, mientras que el derrotado ha adoptado el tono oscuro de la sumisión.
Tras disputarse una hembra, el macho de camaleón pantera victorioso sigue exhibiendo sus colores de combate, mientras que el derrotado ha adoptado el tono oscuro de la sumisión.
Dos ejemplares machos de camaleón pantera exhiben sus colores de intimidación. Si ninguno de los dos se retira, el siguiente paso de la confrontación serán los bufidos, los embates y los mordiscos.
Dos ejemplares machos de camaleón pantera exhiben sus colores de intimidación. Si ninguno de los dos se retira, el siguiente paso de la confrontación serán los bufidos, los embates y los mordiscos.

Fuente: National Geographic

COMENTARIOS