Política

Exclusivo: Envuelta en un escándalo, la ex secretaria de CFK tuvo que renunciar a la AGN

Nexofin fue el único medio en informar la polémica que generó la llegada de Vilma Castillo a la Auditoría General de la Nación, donde había sido nombrada en planta permanente con un sueldo de 130.000 pesos pese a no tener carrera dentro del organismo

martes 16 de mayo de 2017 - 12:23 pm

Por Matías Ferrari – Jefe de Redacción

Vilma Castillo, ex secretaria privada de Cristina Fernández durante su período como senadora, había logrado ingresar en abril último a la planta permanente de la Auditoría General de la Nación (AGN) por la puerta grande al ser nombrada con la categoría A5, la máxima permitida, con un sueldo de 130.000 pesos.

Nexofin fue el único medio en dar a conocer esta información y, a raíz del revuelo causado, Castillo fue removida de su cargo y reubicada en el escalafón de profesional, con un salario de 35.000 pesos. Luego de ser reubicada en el escalafón de profesional -en el que cobrará casi 100.000 pesos menos por mes- Vilma Castillo decidió presentar su renuncia, según confirmaron dos fuentes de la AGN a este portal.

Tras conocerse el nombramiento de Castillo en planta permanente en abril pasado, el caso generó un terremoto interno entre los empleados de carrera. En la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) pusieron el grito en el cielo y denunciaron la irregularidad que implicaba el nombramiento en el escalafón más alto de una mujer sin carrera profesional dentro del organismo.

Cómo fue el escándalo

vilma-castillo

Hasta marzo último, Vilma Castillo era una de las auditoras dentro de la AGN. El desempeño de Castillo en ese puesto venció en marzo pasado, pero, en lugar de alejarse del organismo comandado por el peronista Oscar Lamberto, la ex secretaria de Cristina Fernández de Kirchner logró ser nombrada en planta permanente.

Lo más llamativo es que aterrizó con la máxima categoría, cobrando un sueldo inicial de 130.000 pesos. “A la planta permanente sólo se puede ingresar con la categoría E, según la normativa actual. Castillo fue derecho al escalafón más alto”, explicó en abril pasado a Nexofin un hombre de la AGN, que fue testigo de cómo el Colegio de Auditores aprobó el nombramiento de la ex asesora.

Por la presión de los trabajadores de la AGN, el nombramiento de Castillo fue desactivado la semana pasada y la mujer pasó a ocupar el escalafón inicial. No contenta con trabajar por 35.000 pesos mensuales, finalmente presentó su renuncia.

COMENTARIOS