Derechos Humanos

Para Germán Garavano, el fallo del 2×1 fue “garantista y antisistema”

El ministro de Justicia rechazó los pedidos de renuncia a los tres magistrados que votaron a favor del beneficio al represor civil Luis Muiña y reclamó "no sobreactuar"

viernes 12 de mayo de 2017 - 7:43 am

El ministro de Justicia, Germán Garavano, calificó el fallo de la Corte Suprema que benefició a un genocida con la aplicación de la ley conocida como “dos por uno” de “garantista y antisistema”, aunque valoró la ley interpretativa que sancionó el Congreso.

De todas formas, el ministro rechazó los pedidos de renuncia a los tres magistrados que votaron a favor del beneficio al represor civil Luis Muiña y reclamó “no sobreactuar”.

“El “dos por uno” es muy nocivo y se le pone un coto. La Corte hizo una interpretación extremadamente garantista y antisistema y esta ley lo termina de corregir”, afirmó Garavano en una entrevista publicada hoy por el diario La Nación.

El funcionario sostuvo que la ley del “dos por uno” es “perversa y benefició siempre a los delincuentes que cometieron los hechos más graves y aberrantes”, y lamentó que “el triste final es que fue usada para casos de lesa humanidad”.

“El sistema judicial venía diciendo lo que nosotros planteamos. Ahora esta nueva ley va a ordenar la situación hacia todo el Poder Judicial. Esta ley es interpretativa, no modifica, sino que aclara los términos de aplicación de esa ley que no está vigente”, agregó Garavano respecto a la norma sancionada esta semana por el Congreso.

De todas formas, rechazó los pedidos de renuncia a los jueces Elena Highton de Nolasco, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz y reclamó “no sobreactuar” con el tema.

“No se puede sobreactuar. Estamos acostumbrados a una dinámica distorsiva del sistema penal que generó el gobierno anterior. Si un fallo no nos gusta, veremos con qué caminos institucionales se puede revertir. Lo importante es que la sociedad se haya expresado y que esa expresión haya encontrado un cauce institucional”, sostuvo.

Consultado sobre la situación de Claudio Avruj, Garavano pidió “no empezar con ataques políticos y chicanas”, y afirmó que el secretario de Derechos Humanos “viene trabajando con compromiso”.

Por último, el ministro negó que haya un cambio de época respecto de los derechos humanos con el gobierno de Mauricio Macri: “De ninguna manera. Sí hay un cambio de época respecto de la independencia judicial: ahora los jueces pueden llevar adelante las decisiones que consideran en cada caso concreto”, subrayó.

Fuente: DyN

COMENTARIOS