Judiciales

Liberaron al acusado de correr una picada a 240 km/h por la 9 de Julio

Alejandro Radetic fue excarcelado tras pagar una fianza de 100 mil pesos y llegará al juicio en libertad

miércoles 10 de mayo de 2017 - 5:53 pm

Alejandro Radetic, el conductor que manejó por la avenida 9 de Julio a más de 200 kilómetros por hora, fue excarcelado esta noche por decisión del juez Pablo Casal, quien consideró que su libertad no entorpece la investigación.

El juez consideró que ya no hay riesgo de entorpecimiento porque Radetic entregó su camioneta. El abogado de Radetic, Rodolfo Baqué, dijo que el conductor deberá “pagar una fianza de 100.000 pesos, entregar la licencia de conducir, no podrá manejar ni participar de espectáculos automovilísticos y cada 15 días deberá presentarse en la fiscalía”.

“Radetic tiene derecho a defenderse en libertad, pero de ser hallado culpable las consecuencias van a ser graves”, agregó el abogado.

Ayer, la Policía de la Ciudad secuestró la Porsche Cayenne y la Dodge RAM, usadas para la carrera cuyo video se viralizó hace 10 días. Estaban en dos estacionamientos de Capital Federal. A las pocas horas, se conoció otra filmación de Radetic: manejaba su camioneta con los pies y con medio cuerpo afuera.

Pese a todas las infracciones e irregularidades cometidas por el reggaetonero y piloto de dirft, el abogado aseguró que su defendido “estuvo preso por la viralización de las imágenes”.

Baqué confirmó que, mientras dure el proceso, el acusado no podrá conducir ni asistir a espectáculos automovilísticos. “La gente debe defenderse en libertad”, argumentó.

El fiscal del caso, Gonzalo Viña, aseguró que los implicados podrían enfrentar penas que van desde los seis meses hasta los siete años de prisión. Además, de ser encontrados culpables, podrían quedar inhabilitado para manejar. El artículo 193 bis del Código Penal prevé una pena de tres años para el delito de “conducción riesgosa”. A este ítem se le sumaría el de daño agravado (penado con hasta cuatro años por el artículo 184, inciso 5) en concurso real.

COMENTARIOS