Judiciales

2×1: en la Corte esperan la nueva ley con los brazos abiertos

En el máximo tribunal se siguió de cerca lo que ocurría en la Cámara de Diputados. Los jueces de la mayoría tomaron nota, aunque se mantienen firmes en sus convicciones

miércoles 10 de mayo de 2017 - 6:47 am

“Bienvenida sea una nueva ley.” Este espíritu dominaba ayer entre algunos de los jueces de la Corte que votaron por la mayoría para convalidar el “dos por uno” en el cómputo de la prisión preventiva de los condenados por delitos de lesa humanidad.

En el máximo tribunal se siguió de cerca lo que ocurría en la Cámara de Diputados. En el Congreso señalaron que hubo contactos informales con la Corte, a medida que se avanzaba en la redacción consensuada del texto que tuvo media sanción en la Cámara baja.

Según indica el diario La Nación, la reacción social en contra del fallo, sumada al unánime rechazo político que generó, más los mensajes que se hicieron oír desde la cabeza de la Iglesia en Roma, retumbaron en la Corte.

Los jueces de la mayoría tomaron nota, aunque se mantienen firmes en sus convicciones, en cuanto a que entendieron que lo que hicieron fue apegarse a la legalidad. Sostienen que, como estaba dado el asunto, no tenían más remedio que fallar de ese modo, más allá de las implicancias morales que entrañaba la sentencia.

De todos modos, en sus votos, Elena Highton de Nolasco, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz consideraron que habrían fallado de otro modo si el legislador hubiera establecido límites para la aplicación de la ley del “dos por uno” en casos de lesa humanidad.

Rosatti escribió que si el legislador no previó un régimen diferenciado que excluyera la aplicación de la ley penal más benigna a los delitos de lesa humanidad no lo puede hacer ahora él como juez, pues de otro modo se convertiría en hacedor de leyes, violentando el principio constitucional de división de poderes.

Rosenkrantz y Highton argumentaron algo parecido. Dijeron que “si el legislador, a quien le compete realizar las distinciones valorativas que pudieran corresponder, hubiera considerado que el artículo 2 del Código Penal no debía aplicarse a los delitos permanentes por cualquier razón, habría hecho la salvedad”.

Oficialmente la Corte comunicó que no iba a hacer comentarios sobre el fallo del “dos por uno”. Los jueces se reunieron ayer en acuerdo general y firmaron sentencias, como todos los martes. Ninguna de resonante interés público, como las 200 que resuelven todas las semanas.

En estos días, a pesar de las diferencias entre la mayoría y la minoría en el fallo Muiña, los magistrados conversaron, se reunieron de a pares o más para debatir algún tema.

La búsqueda de la unanimidad en los fallos es la norma y el disenso es la excepción. Por eso los jueces siguieron buscando estos consensos.

COMENTARIOS