Economía

Las mejores alternativas para ganarle o empatarle a la inflación

Con el tipo de cambio sin variaciones y la tasa de interés de los plazos fijos en niveles poco atractivos, existen sin embargo opciones para destinar los ahorros

domingo 7 de mayo de 2017 - 8:59 am

¿A dónde se pueden invertir los ahorros en Argentina para obtener una ganancia que permita ganarle a la inflación? Este es un interrogante que los pequeños inversores argentinos enfrentan todos los días.

Con las actuales tasas de interés que los bancos pagan por los plazos fijos en niveles poco atractivos, y un tipo de cambio que se mantiene prácticamente sin variaciones, hay algunas alternativas para analizar.

La nueva suba de la tasa de interés de las letras Lebac emitidas por el Banco Central de la Argentina -que la fijó la semana pasada en un valor del 25% anual para el corto plazo- ha llevado a una cantidad de expertos financieros locales e internacionales a recomendar por lo menos hasta antes de las elecciones mantenerse invertidos en instrumentos financieros nominados en pesos.

Los analistas señalan al menos cuatro alternativas financieras para ganarle o empatarle por lo menos a la inflación.

1) Las Lebac, que pagan el 25% anual. Estas letras emitidas por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) ofrecen una tasa más alta que la inflación proyectada para fin de año y siguen siendo las preferidas de los ahorristas por lo menos hasta antes de las elecciones legislativas.

“La baja tasa le saca atractivo al plazo fijo contra la inflación esperada y, en los momentos en que hay más expectativa de devaluación, aumenta la dolarización de la cartera, por ejemplo, a través de las Letes en dólares que emite el Tesoro Nacional. Sin embargo, las Lebacs no dejan de ser una excelente alternativa. En conjunto, el stock de Lebacs ronda los $ 640.000 millones”, manifestó el analista de research de un banco extranjero.

2) Plazos Fijos UVA, que pagan el 22 % anual. Estos depósitos establecidos en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) que impulsa el Banco Central han comenzado a ser utilizados por los ahorristas.

Por el momento, los bancos no los ofrecen en forma masiva, pero en muchas de sus páginas web, como las de Santander Río o BBVA Francés, ya se promocionan.

En virtud de la suba de la inflación de marzo y abril pasado muchos expertos han comenzado a recomendar este tipo de depósito Plazo Fijo UVA. A diferencia del plazo fijo tradicional, en caso de que la inflación se mantenga en valores cercanos al 1% mensual este instrumento puede llegar a pagar una tasa cercana al 22% anual, que está por encima de la inflación estimada para este año, del 20%.

“Este Plazo Fijo UVA es ajustable por el Índice UVA que publica diariamente el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y el capital inicial será transformado en UVA tomando el valor de la UVA de la fecha de constitución del depósito. Luego, al vencimiento, se pagará al depositante la cantidad de UVA por el valor actualizado a la fecha en que finaliza el plazo”, comentó el economista Javier Milei.

3) Los bonos en pesos que ajustan por inflación que rinden hasta un 22% anual. En enero pasado el Gobierno autorizó la emisión de bonos ajustados por el CER, con vencimiento en 2021, que no se emitieron ni colocaron en 2016 para ser colocados este año.

En lo que hace a la ampliación de los Bonos de Tesoro en pesos ajustados por CER -los llamados Boncer-, con vencimiento en 2021, se dispuso la emisión de 7.500 millones de pesos.

Esos bonos tendrán vencimiento en julio del 2021 y a los intereses, que se pagarán semestralmente, se le aplicará el CER más 2,5 por ciento sobre saldo. Entre estos bonos se destacan el PAR y el TC21, los más demandados por los inversionistas.

4) Bonos indexados UVA que pagan hasta un 22% anual. Es un nuevo instrumento de inversión, hasta ahora sólo lo emitió el Banco de la Provincia de Buenos Aires. Está nominado en pesos y es un bono ajustado por UVA (Unidades de Valor Adquisitivo). Es decir, el índice de ajuste se mueve de acuerdo a la inflación minorista.

Estos títulos les permitirán en el futuro a los ahorristas y a los inversores institucionales asegurar que el capital invertido nunca se vea licuado por los aumentos de precios y la tasa que se adicionará será fija y surgirá de la licitación. El plazo de emisión es de 36 meses, pagará intereses en forma trimestral y el capital al vencimiento.

“Estos nuevos títulos que lanzamos son una nueva opción para invertir en el mercado de pesos y permiten que no se licúe la inversión por la suba de la inflación”, manifestó el presidente del Banco Provincia Juan Curutchet.

COMENTARIOS