Salud

¿Tenés que viajar? Claves alimenticias para prevenir el jet lag

La comida puede ser una gran aliada para ayudarte a combatir esa molesta sensación

viernes 5 de mayo de 2017 - 8:40 am

El viajar a otro continente puede provocar efectos no deseados en nuestro cuerpo como el molesto jet lag. Para ello, existen formas de sobrellevarlo y una de ellas es con la comida.

Así que, si tenés que emprender vuelo, no dudes en probar estos consejos.

Una correcta preparación para el viaje. “Lo ideal es comenzar a preparar nuestro cuerpo 24 horas antes de subirnos al avión llevando una dieta muy ligera. Se recomienda incluir alimentos que fluidifican la sangre, lo que nos hará afrontar mejor las horas de vuelo sin apenas movimientos”, explicó la nutricionista Vanessa Aguirre.

Y agregó: “Esos alimentos son el ajo, la cebolla, y frutas como la uva, la piña o el kiwi. Además, es importante evitar, en la medida de lo posible, las grasas”.

Comer adecuadamente en el avión. “Cuando nos sometemos a viajes largos solemos encontrarnos con dos problemas: circulatorios y deshidratación. Para evitar los primeros es importante la preparación previa ya comentada, además de propiciar movimiento en el avión (mover las piernas, levantarnos, caminar)”.

“Para lo segundo, es aconsejable consumir jugos de frutas, que vienen muy bien para hidratar y remineralizar, especialmente el jugo de pomelo y el agua de coco. Se recomienda evitar las bebidas alcohólicas”, indicó.

Además, de cara a facilitar la adaptación posterior, es importante que desde que se inicie el vuelo adaptemos el horario de las comidas a las del destino, haciendo varias ingestas de poca cantidad.

Adaptarse eficazmente al lugar de destino. Con los cambios horarios y de presión nos sometemos a una oxidación más intensa. Para paliarla, es interesante incluir en nuestra dieta alimentos ricos en antioxidantes como las frutas, sobre todo frutos rojos (arándanos, fresas, frambuesas) o cítricos (pomelo, limón, naranja), además de verduras de hoja verde. Los ácidos grasos saludables de los frutos secos también nos beneficiarán.

Fuente: Cocinatis

COMENTARIOS