Crisis en Santa Cruz

Santa Cruz duplicó el empleo público en dos décadas

Los pocos datos disponibles de la Caja de Jubilaciones de la provincia dan indicios de que la displicencia en la gestión fue aún mayor

martes 2 de mayo de 2017 - 5:33 am

La celebración del Día del Trabajador muestra nuevamente el contraste entre una realidad caracterizada por severos problemas de empleo y los discursos que declaman en favor de los derechos laborales.

La crisis en Santa Cruz es un testimonio aleccionador. Demuestra que la falta de empleo de calidad no se suple con generación de empleo público espurio sino que, por el contrario, el gigantismo del Estado termina asfixiando la capacidad de generación de trabajo genuino.

El malestar de los empleados y jubilados públicos de Santa Cruz desencadenó graves actos de violencia contra funcionarios y ex funcionarios de la Provincia.

Se trata de comportamientos que merecen una enfática condena. Ningún motivo justifica la destrucción de bienes y mucho menos el ataque a las personas.

Para identificar las causas de la crisis resulta pertinente analizar la información sobre empleo público provincial que aporta la Secretaría de Hacienda y el Ministerio de Trabajo.

Según detalla IDESA, el empleo público provincial en todas las jurisdicciones pasó de 1,2 a 2,3 millones de empleados públicos lo que representa un crecimiento de 85%.

En la provincia de Santa Cruz el empleo público pasó de 16 a 36 mil empleados públicos lo que representa un aumento del 117%. En de San Luis pasó de 22 a 29 mil empleados públicos lo que representa un incremento de 32%.

Estos datos muestran que el crecimiento del empleo público provincial fue alto en general, pero diferente entre jurisdicciones.

Mientras San Luis aumentó su dotación de empleados en un tercio, Santa Cruz más que lo duplicó en los últimos 20 años. Santa Cruz pasó de tener un 25% menos de empleados públicos que San Luis en el año 1996, a tener 25% más en el año 2016.

Esto llevó a que en dos décadas mientras la dotación de empleados públicos respecto a la población en San Luis bajó de 55 a 50 empleados por cada 1.000 habitantes, en Santa Cruz saltó de 88 a 110 empleados públicos por 1.000 habitantes.

Los pocos datos disponibles de la Caja de Jubilaciones de Santa Cruz dan indicios de que la displicencia en la gestión previsional fue aún mayor.

COMENTARIOS