1 de Mayo

Disputa interna en la CGT: silbidos y abucheos entre camioneros y UOCRA en el acto en Obras

A pesar de que Schmid y Moyano se esfuerzan por negar una puja de poderes, los trabajadores hicieron notar la grieta interna en el acto por el Día del Trabajador

lunes 1 de mayo de 2017 - 3:53 pm

“No estamos en una puja de organizaciones gremiales”, lanzó el jefe del sindicato de Trabajadores de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri, cuando los afiliados a la UOCRA cantaban, mientras él intentaba pedir por un minuto de silencio para reivindicar a dirigentes sindicales y figuras del peronismo durante el acto de la CGT por el Día Internacional del Trabajo.

El acto fue frenado en más de una oportunidad debido a los silbidos y murmullos que provenían principalmente de la tribuna en la que estaban ubicados los trabajadores de la construcción.

Lingeri tuvo que pedirle varias veces al público de la UOCRA que dejara de cantar y cuando finalmente pudo hablar, expresó: “Compañeros de la UOCRA, por favor, estamos en un acto donde queremos el respeto de todos los compañeros. No estamos en una puja de organizaciones gremiales”.

Tras el primer llamado de atención de los dirigentes, se produjo una segunda interrupción antes de que tomara la palabra uno de los jefes de la CGT y referente de Camioneros, Juan Carlos Schmid.

El secretario general de la CATT fue silbado y abucheado por varios trabajadores de la UOCRA aunque inmediatamente los camioneros respondieron con toques de bombos, trompetas y cantos en su apoyo.

Schmid no evadió la situación y le dedicó las primeras líneas de su discurso a lo que sucedía: “Acá no debe haber pujas de ninguna naturaleza”.

Y al recordar el congreso del año pasado en el que se acordó la unificación de la confederación, añadió: “Fue la CGT la que pudo plasmar la unidad olvidando viejos desencuentros”.

Schmid continuó con su discurso tal cual dictaba el papel sobre el atril que miraba cada tanto, pero hacia el final del acto la rivalidad entre la UOCRA y Camioneros se había convertido en un “duelo de hinchadas”.

Cuando la mayoría del público ya había dejado el estado, las tribunas de los costados seguían llenas y ambos gremios intentaban tapar al otro con sus canciones al estilo de un partido clásico del fútbol argentino.
Incluso el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, se bajó del escenario y subió la tribuna, lo cual motivó aún más quienes lo rodeaban.

El duelo por ver quién cantaba por más tiempo y quién dejaba último el estadio se extendió por unos 10 minutos, cuando la UOCRA decidió retirarse haciendo señas y gestos, mientras del lado de Camioneros los despedían con saludos irónicos y moviendo sus brazos de un lado al otro.

DyN

COMENTARIOS