Papa Francisco

El Papa, en Egipto: “El futuro depende del encuentro entre religiones”

El Sumo Pontífice brindó unan conferencia en la universidad de Al Azhar, donde dio un mensaje de unión entre distintas religiones y llamó a condenar cualquier tipo de violencia

viernes 28 de abril de 2017 - 4:19 pm

El Papa Francisco brindó hoy su primer discurso en su visita a Egipto, la mayor nación árabe del mundo, donde últimamente se han producido terribles atentados de la organización fundamentalista islámica ISIS. En una conferencia de paz organizada por la universidad de Al Azhar, el mayor centro cultural sunnita del mundo, considerado “el Vaticano” de los musulmanes, el Sumo Pontífice llamó a negar cualquier tipo de violencia en que actué en nombre de cualquier religión.

Repitamos un «no» fuerte y claro a cualquier forma de violencia, venganza y odio cometidos en nombre de la religión o en nombre de Dios. Juntos, afirmemos la incompatibilidad entre violencia y fe, entre creer y odiar”, dijo el Papa en su visita histórica a ese país de Medio Oriente.

“Las religiones están llamadas, especialmente hoy, a excluir cualquier posición absoluta que justifique formas de violencia (.) y a condenar como falsificación idolátrica de Dios los intentos de justificar cualquier forma de odio en nombre de la religión”, subrayó Francisco.

“El futuro de todos depende del encuentro entre las religiones y las culturas”, dijo el Papa, al reiterar la importancia del diálogo interreligioso. “La única alternativa a la civilización del encuentro es la incivilidad del enfrentamiento”, agregó, al llamar a cristianos y musulmanes a aliarse en nombre del bien común.

“Hoy hace falta constructores de paz, no provocadores de conflicto, de bomberos y no de incendiarios, de predicadores de reconciliación, no activistas de destrucción”, agregó.

Para cerrar, el Sumo Pontífice destacó que que para prevenir los conflictos y edificar la paz es “fundamental” actuar para remover las situaciones de pobreza y explotación, “donde los extremismos más se radican”, y “bloquear los flujos de dineros y de armas hacia quien fomenta violencia”. “Es necesario arrestar la proliferación de armas” y “volver transparentes las turbias maniobras que alimentan el cáncer de la guerra, si no pueden prevenirse las causar reales”.

“Auspicio que esta noble tierra de Egipto, con la ayuda de Dios, pueda aún responder a su vocación de civilización y alianza, contribuyendo a desarrollar procesos de paz para este amado pueblo y para la entera región de Medio Oriente”, concluyó.

COMENTARIOS