Sociedad

Villa Lugano: Se suspendió el desalojo pero Gobierno de la Ciudad afirmó que no negociará en contexto de toma

La fecha tope para desalojar el predio tomado tenía como tope las 19 hs de ayer. La Policía Metropolitana se hizo presente en el lugar pero lo abandonó tiempo después

viernes 28 de febrero de 2014 - 6:17 pm

El terreno de Villa Lugano, donde cientos de familias reclaman viviendas desde hace cuatro días , que debía ser desalojado en la tarde de ayer, aún permanece tomado. Si bien la fuerza a cargo del desalojo, la Policía Metropolitana, se hizo presente en el lugar, antes de las 19 hs, se retiró. El juez Gabriel Vega había enviado un escrito al secretario de Seguridad, Sergio Berni, solicitando la colaboración de las fuerzas federales para realizar el cordón perimetral.
[pullquote position=”right”]Villa Lugano: Se suspendió el desalojo[/pullquote]

El viernes por la mañana, Berni había asegurado que ninguna fuerza nacional será destinada al desalojo de los terrenos tomados.

“Le corresponde hacerlo a la Policía Metropolitana”, sostuvo, en diálogo con radio La Red . “El gobierno de la ciudad es quien tiene que resolver”, reiteró.

La medida fue informada por Julio Conte Grand, Procurador General de la Ciudad, quien sostuvo que se buscaía llevar adelante el proceso de desalojo “de la mejor manera posible”. “Primero desalojarán a los niños y después a los discapacitados. No puedo garantizar en absoluto que no haya resistencia”, informó en diálogo con la prensa.

En tanto, un grupo de delegados declaró a la prensa que no abandonarían el predio. “No nos vamos a ir. Nos vamos a resistir sin generar ningún tipo de violencia, pero de acá no nos movemos. Que se haga cargo el juez cuando estemos heridos. Que asuman las responsabilidades del caso. Acá nunca hubo diálogo”, dijo uno de los representantes a la prensa este mediodía.

Finalmente en el lugar se hizo presente el fiscal para explicar la situación, en donde desligó responsabilidades y acusó a la Policía Federal y Gendarmería de no haber apoyado a la Policía Metropolitana, que dada la situación no hubiese podido realizar la operación. “En el predio hay gran cantidad de gente con armas de fuego y machetes, y muchos alcoholizados y drogados. La Policía Metropolitana desplegó todas sus fuerzas disponibles, peo no alcanzaban. Por ello se requirió la cooperación de la Policía Federal y de la Gendarmería. Pero como no se produjo, el juez dispuso que por la falta de cooperación de las fuerzas federales, se suspenda la medida”, explicó.

Berni ya había anticipado  que las fuerzas que dirige no van a participar del operativo y aseguró que la situación se habría evitado en la madrugada del lunes, pero el gobierno porteño tardó en reaccionar.

“Pediremos que se investigue su conducta”, amenazó el fiscal. Y adelantó que espera que esta vez sea el juez y no la Fiscalía la que solicite directamente la intervención de las fuerzas federales.

Una veintena de legisladores porteños que habían realizado un cordón humano frente a los ocupas festejaron el retiro de los policías porteños como una victoria. “Le pedimos al fiscal que abra un cuarto intermedio. Si quiere estamos dispuestos a ir en este preciso momento a la Legislatura para dialogar”, explicó el diputado Gustavo Vera.

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, por su parte, también se hizo presente en el lugar y afirmó que si bien hay intenciones de diálogo, no se van a ceder ante una toma.

COMENTARIOS