Justicia

Campagnoli pidió la detención del jefe de la Policía de la Ciudad

El fiscal contaría con testimonios detallados que complican al comisario y se habrían encontrado anotaciones en un cuaderno del prófugo comisario Villareal; falta que el juez decida sobre su futuro

lunes 24 de abril de 2017 - 12:34 pm

El jefe de la Policía porteña, José Pedro Potocar, vuelve a golpear institucionalmente a Cambiemos luego de que se lo involucrara en la causa que investiga la recaudación corrupta a cargo de dos comisarías porteñas de un aceitado sistema de trapitos y protección a comercios, llevada a cabo por el fisacal José Campagnoli.

El ministerio de Seguridad de la Ciudad, comandado por Martín Ocampo, Potocar, jefe fue suspendido hasta nuevo aviso.

Según informó Infobae en base a fuentes judiciales, Campagnoli tiene “pruebas suficientes” para pedir la detención de Potocar. El fiscal cuenta con “declaraciones muy precisas que lo complican” y también con anotaciones en un cuaderno del principal prófugo de la causa, el comisario Norberto Villareal, ex titular de la dependencia número 35 sobre la calle Cuba en Núñez, buscado intensamente hace siete meses por la división Búsqueda de Prófugos de la PFA, ahora con apoyo del CUFRE, el Comando Unificado Federal de Recaptura de Evadidos. El cuaderno fue encontrado en el primer allanamiento a la comisaría 35°.

Los fiscales Stornelli, Campagnolli, Marijuan, Sáenz y Rívolo
Los fiscales Stornelli, Campagnolli, Marijuan, Sáenz y Rívolo

Campagnolli

Potocar, en ese entonces, era el jefe de la Dirección General de Comisarías. “DGC” decía la anotación en el cuaderno encontrado en la comisaría 35° que lo compromete, algo que Campagnoli liga al jefe policial mismo. “Hay bastante, pero también hay que profundizar”, afirma a Infobae una voz de peso en la causa.

Ahora el juez de la causa, Ricardo Farias, debe definir si hace lugar o no al pedido del fiscal.

Este caso empezó en 2015 -antes de la creación de la fuerza porteña-, cuando vecinos de ese barrio denunciaron que desde la comisaría 35 les pedían contribuciones a cambio de protección. Por esta investigación ya se detuvieron a cinco policías, mientras que sigue prófugo Norberto Villarreal, que era el jefe de esa dependencia y sobre el que pesa una orden de detención.

Los agentes están acusados de integrar una “asociación ilícita” que actuó desde enero de 2016, en una causa a cargo del fiscal José María Campagnoli y del juez Ricardo Farías. Los acusados les habrían pedido coimas de entre $ 400 y $500 por semana a trapitos para “dejarlos trabajar” y de $2000 a comerciantes a cambio de “seguridad privada”. De acuerdo al expediente la asociación estaba liderada por Villarreal, que está prófugo desde hace cinco meses. Potocar todavía no fue imputado en la causa.

COMENTARIOS