Francia

Ganó el desconocido Macron en Francia y suma apoyo contra Le Pen

El candidato social-liberal venció a la líder ultraderechista y recibió un amplio respaldo para el ballotage. Se trata de una derrota histórica de los partidos tradicionales

lunes 24 de abril de 2017 - 5:51 am

Francia alejó ayer la amenaza de la extrema derecha en la primera vuelta de las elecciones presidenciales al otorgar 23,9% de los votos al social-liberal Emmanuel Macron, que se convirtió así en el virtual futuro presidente.

Tras recibir el apoyo de la mayoría de las fuerzas políticas, y con una intención de voto del 62% para la segunda vuelta, se da por descontado que vencerá el 7 de mayo a Marine Le Pen, candidata del extremista Frente Nacional (FN), que ayer obtuvo el 21,4%.

Según detalla el diario La Nación, estos resultados constituyen una verdadera revolución en la vida política francesa.

Por primera vez en la historia de la Quinta República, fundada por el general Charles de Gaulle en 1958, el voto popular llevó a las puertas del poder a un dirigente que hasta hace apenas dos años era casi desconocido.

Macron, que fue ministro de Economía del presidente socialista François Hollande, forjó su ascenso fuera de las estructuras tradicionales.

Su vertiginosa carrera, en cambio, la construyó al frente de un movimiento creado en abril de 2016, hecho inédito en Francia en los últimos 60 años.

“En nombre de ustedes, encarnaré (…) la voz de la esperanza para nuestro país y para Europa”, dijo Macron anoche ante sus exultantes seguidores. “En un año, hemos cambiado el rostro de la vida política francesa”, agregó.

En tercera posición llegó François Fillon, del partido Los Republicanos (LR), de la derecha conservadora, con 19,9%, seguido por el líder de ultraizquierda Jean-Luc Melenchon, del movimiento Francia Insumisa, que totalizó 19,5%. El candidato del Partido Socialista (PS), Benoit Hamon, quedó relegado a la quinta posición, con 6,4% de votos.

Detrás se ubicaron Nicolas Dupont-Aignan (derecha), con 4,8%; Jean Lassalle (ruralista), 1,2%; Philippe Poutou (trotskista), 1,1%; François Asselineau (soberanista), 0,9%; Nathalie Arthaud, 0,7%, y Jacques Cheminade (conspiracionista), con 0,2%.

Apenas conocidos los resultados, el primer ministro, Bernard Cazeneuve, y la gran mayoría de los dirigentes de los grandes partidos alentaron a los electores a actuar con “espíritu republicano” en la segunda vuelta y votar por Macron, para impedir la victoria del FN de Marine Le Pen.

Sólo Melenchon, visiblemente decepcionado, evitó pronunciarse y anunció que su partido consultará a los militantes para definir una posición.

El veredicto que arrojaron las urnas también constituye un auténtico cataclismo para los llamados “partidos de gobierno”, que se alternan el poder desde hace 35 años: los herederos del gaullismo, agrupados ahora en el partido LR, y los socialistas.

En un acontecimiento sin precedente, ambos fueron eliminados en la primera vuelta y, por lo tanto, será la primera vez que ambos queden fuera del ballottage.

COMENTARIOS