Salud

Por qué es más difícil bajar de peso cuando nos ponemos más adultos

Con el paso de los años, el control de la grasa y la musculatura es más difícil de lograr; cómo controlar ese fenómeno y qué hacer para mantener la figura con la edad

domingo 23 de abril de 2017 - 7:58 am

Aunque la alimentación saludable y el ejercicio son la base de un buen estilo de vida, con los años se dificulta el control del peso. Incluso, según las investigaciones recientes, quienes se mantienen activos pierden masa muscular a partir de los 30 años y la reemplazan con grasa.

Los músculos queman más calorías que las grasas, entonces tener menos músculo -como es usual a mayor edad- significa un metabolismo más lento y, por lo tanto, un requerimiento menor de calorías.

La disminución en los niveles de las hormonas sexuales como el estrógeno y testosterona -proceso que típicamente sucede cerca de los 50 años en las mujeres con el inicio de la menopausia, y un poco más tarde en los hombres con la andropausia- complementan el efecto.

La gente también puede cargar en las últimas etapas de la edad madura el peso que subieron y luego bajaron en décadas anteriores. Subir de peso cambia el metabolismo. Una persona de 60 años que ahora pesa 90 kilos pero alguna vez pesó 136, por ejemplo, necesitará menos calorías al día que alguien de la misma edad y altura que nunca tuvo ese sobrepeso.

Perder esas células grasas engaña al cuerpo y le hace pensar que está en riesgo de inanición y tiene que guardar mejor las calorías que consume. Por eso se debe comer menos para mantener ese peso si uno tuvo sobrepeso.

Las personas mayores también tienden a tener más achaques y dolores, y es por eso que a veces limitan más las actividades físicas, claves para controlar el peso y la musculatura.

Aumentar músculo cargando pesas también puede ayudar a acelerar el metabolismo, o al menos compensar parte de su declive.

Consumir más proteína, no calorías, también puede ayudar a ganar o mantener masa muscular. Por último, la experta señaló que muchos de sus pacientes mayores terminan con un peso demasiado bajo porque han perdido su apetito junto con el sentido del olfato, por lo que la comida ya no les atrae.

Para las personas mayores que quieran bajar de peso, el consejo es no obsesionarse con la balanza, sino enfocarse en lograr una buena condición física general. No se trata de perder peso. Se trata de mantener la pérdida de peso, pero también de una alimentación y un estilo de vida saludables.

Fuente: Infobae

COMENTARIOS