Testimonios

La foto más escalofriante que saqué en mi vida

Una imagen tomada hace más de dos años cobra un significado aterrador cuando el joven que la tomó descubre un detalle que había pasado desapercibido

viernes 21 de abril de 2017 - 1:37 pm

Por Franco Cocimano para Nexofin

Pasaron más de dos años, pero el detalle lo descubrí esta semana.

Ocurrió mientras revisaba fotos que había sacado con el celular tiempo atrás. Entre ese centenar de imágenes, las había de viajes, de salidas con amigos y de cumpleaños familiares. Tenía que vaciar espacio, pero no me decidía a borrar ninguna de las fotos.

Ahí, mientras recorría todas, me encontré con una que no recordaba haber tomado. No sólo no venía a mi memoria el momento, sino que tampoco entendía la razón por la que la había sacado. No soy fotógrafo profesional, ni tampoco me calificaría como amante de la fotografía, pero no era difícil darse cuenta que no había nada “artístico” en esa escena que justificara haberla retratado. Un camión parado en medio del tráfico nocturno de Bella Vista, con un cartel en su parte trasera que anunciaba “110”, la velocidad máxima permitida. Sólo eso.

Quizás fue por eso que me detuve más de lo normal. Después de unos segundos de revisar la foto, descubrí algo fuera de lo común. Entre las maderas horizontales que funcionaban de puerta trasera, había un ojo. Sí, el ojo de una persona se asomaba por una pequeña abertura del portón. Al hacer zoom, reconocí el pelo, la ceja y la frente de lo que parece ser un nene. Acostado, asomaba su mirada por la puerta del vehículo. Me miraba directo, como si posara para la foto. Al encontrar esto, me quedé unos minutos mirando fijo a esa mirada. ¿Y si me pedía auxilio y no lo vi? ¿Y si creyó que lo fotografiaba para retratar la patente del camión para después pedir ayuda?

En la imagen, para peor, no se llega a ver la patente del camión. No hay forma que, dos años después, logre responder ninguna de mis preguntas. El paso del tiempo y la falta de patente hicieron un combo perfecto para que nunca pueda conocer la historia detrás de la foto más escalofriante que saqué en mi vida.

ojo-nene

COMENTARIOS