Empleo

El misterioso cierre de la famosa panchería Discapanch

El clásico local estaba ubicado en la terminal del tren Mitre, en Retiro. Hay versiones cruzadas luego de la clausura; cuál es la versión de los trabajadores y cuál, la del Gobierno

miércoles 19 de abril de 2017 - 7:10 am

Quienes caminan habitualmente por la terminal del tren Mitre en Retiro, si son observadores, notarán un vacío. Discapanch, la panchería que estaba administrada por personas discapacitadas y que ya era un clásico en la antesala de las boleterías, ya no está y, en su reemplazo, seis de sus antiguos empleados buscan ganarse la vida en un puesto de comidas alternativo que les cedió el Estado.

¿Por qué cerró? Hay versiones cruzadas luego de la clausura de este local emblemático regenteado por discapacitados.

Según detalla el diario La Nación, el espacio dejó de operar en medio de una disputa por el terreno en la que se enfrenta el fundador de Discapanch, Saúl Macyszyn, con el Ministerio de Transporte y la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (Sofse).

Saúl Macyszyn fundo Discapanch como una alternativa a la falta de oportunidades laborales para las personas con discapacidad.
Saúl Macyszyn fundo Discapanch como una alternativa a la falta de oportunidades laborales para las personas con discapacidad.

Según difundió el emprendedor en un comunicado, estas entidades “intentan echar a La Solidaria Panchería Discapanch a fin de convertir el hall de la Estación de Trenes de Retiro Mitre en un shopping para locales de primeras marcas”.

El gerente de Relaciones Institucionales de Sofse, Diego Saralegui, negó que se trate de un shopping y aclaró que “están poniendo todos los locales en condiciones para hacer más agradable la experiencia del pasajero” y que Discapanch estaba dentro de los planes de esta nueva obra que pretenden terminar el mes que viene.

Por eso, según explicó Saralegui, una vez que venció el permiso de Macyszyn para trabajar en el hall (el 31 de marzo de 2016) la empresa decidió no actualizar el canon -cuyo valor era de $5100 más IVA.- y, también por su condición especial, resolvió no cobrarle el alquiler en el período en el que se realizaran las obras.

“Le ofrecimos un lugar de alto tráfico de pasajeros pero no firmó el acta de reubicación (…) y nos dijo que no podía afrontar los gastos para readecuar el nuevo local”, contó el representante de Sofse. Y agregó: “No nos entregó las llaves del local y tampoco firmó nada para ocupar el local nuevo”.

Pero esta versión no coincide con la de Macyszyn. Tal como explicó el emprendedor, lo “tapiaron” una vez que se negó a firmar el Acta de Devolución del Local.

“Entonces, con un permiso precario de Sofse, puse un food-truck en el hall ferroviario pero a la noche lo deterioraron, lo trasladaron a un andén abandonado y le rompieron una rueda para que no podamos trasladarlo nuevamente al interior del hall”, denunció.

Desde la Sofse explicaron que hubo que correr el food-truck porque hubo desprendimientos con los trabajos que estaban haciendo en el cielorraso y señalaron que las capturas no fueron intencionales.

Macyszyn recordó el episodio del food-truck con gran pesar porque, según relató, ese fue el momento en que el final más temido se hizo realidad: “Quedamos todos desocupados”.

Y denunció: “A espaldas mía, se aprovecharon de la desesperación por trabajar de mis empleados discapacitados y les dieron permiso para que ocupen un pequeño puesto de madera que hace tiempo está abandonado en un andén”.

Sin embargo, Saralegui explicó: “Sofse está tratando de ayudar a estos chicos para que no queden en la calle y los está asesorando para que levanten una cooperativa”.

En medio de estas opiniones cruzadas, en la terminal de Retiro hay un vacío donde antes estaba el original y ya típico Discapanch.

COMENTARIOS