Salud

Cinco trucos para no perjudicar tu salud mientras estás trabajando

Las articulaciones, la circulación, la vista y demás partes de tu cuerpo pueden complicarse si no les prestás atención mientras estás haciendo tus labores

martes 18 de abril de 2017 - 9:21 am

Una mala postura sumada a un sedentarismo excesivo pueden perjudicar gravemente nuestra salud generando problemas como la fatiga y el dolor en los músculos y articulaciones.

Seguí estos consejos y ponelos en práctica en tu trabajo para sentirte mejor:

1. No cruces las piernas

Es una de las acciones más extendidas cuando nos sentamos, pero cruzar las piernas solo fomenta el tener una mala postura.

Y es que esta mala costumbre empeora la circulación sanguínea, ya que obstruye su flujo normal y causa sensaciones desagradables como entumecimiento y síndrome de las piernas inquietas.

  • Lo más recomendable será que ajustes tu silla y coloques tus piernas de tal modo que no estén suspendidas en el aire y el borde de la silla.
  • Recordá que no debe hacer presión debajo de las rodillas.
  • Por último, ubicá los pies en el piso o en un soporte especial de tal forma que tus piernas estén dobladas en un ángulo un poco mayor a 90 grados.

2. Por el bien de tu salud, procurá no doblar la espalda

Si te sentás de tal modo que tu columna no esta recta lo más común será que termines con dolor de espalda.

  • Podés evitarlo si colocás tu silla de tal forma que la profundidad de la misma coincida con el largo de tu cadera.
  • Si tu silla es demasiado grande, poné un almohadoncito detrás de la cintura. De lo contrario, siempre te deslizarás hacia atrás en la silla, lo cual provocará tensión y dolores en la espalda.
  • La silla debe tener un respaldo cómodo con una curva natural para que la espalda no adopte la forma de un signo de interrogación.

3. Evitá la tensión en las manos

Cuando trabajás enfrente del ordenador lo cierto es que siempre existe cierta tensión en las manos, lo que puede acabar provocando un dolor sordo y persistente.

Asimismo, el entumecimiento de las manos suele deberse a que la postura no es la correcta.

Para evitar posibles dolencias:

  • Debés adoptar una posición que te permita ubicar los hombros y antebrazos de tal modo que el teclado y el mouse estén al nivel de los codos.
  • Las muñecas deben estar rectas, no desviarse a los lados.
  • Los brazos deben estar doblados en un ángulo de 90 grados y los antebrazos deben reposar sobre el escritorio.

4. Adecuá tu monitor para evitar el dolor de cuello

 

Si está colocado a un nivel demasiado bajo, vas a tener que arquear la espalda bastante o deslizarte hacia abajo en la silla. Todo ello hará que se intensifique la carga sobre los discos intervertebrales y puede provocar hernias y protrusiones.

Lo más recomendable es que te sientes en la silla, cierres los ojos y te relajes. Cuando los abras, verás enfrente el punto en el cual debe estar ubicada la pantalla.

  • Si lo crees conveniente, usa una base para el monitor para que se ubique al nivel de los ojos.
  • La pantalla debe quedar de frente, no de lado. Así la carga sobre el cuello y los ojos será mucho menor.

5. Parpadeá para evitar el picor de ojos

El uso en exceso del ordenador deriva en sequedad ocular. Además, podés acabar presentando el conocido como síndrome visual que se caracteriza por una visión borrosa, sequedad, enrojecimiento, dolores de cabeza e irritación ocular.

  • Para evitarlo es importante que tengas la ubicación óptima del centro de la pantalla y esta debe ser justo al nivel de tus ojos, a unos 50 cm del rostro.
  • Otra recomendación es que reduzcas el brillo de la pantalla y aumentes el tamaño de la letra. Y por supuesto, no olvides hacer ejercicio para los ojos.
  • Cada hora, durante 20 segundos puedes mirar por la ventana o, simplemente, levantar la mirada de la pantalla para que tus ojos descansen del ordenador.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS