Política

El massismo duda en apoyar la remoción de Gils Carbó

Ni la Bicameral Permanente de Seguimiento y Control del Ministerio Público ni la comisión de Juicio Político de Diputados tienen en su agenda el próximo tratamiento de la situación de la procuradora

lunes 17 de abril de 2017 - 6:00 am

El avance de la causa judicial puede empujar, aunque el escenario político por el momento mantiene el freno. Ese panorama vislumbra el macrismo en su objetivo de remover a la procuradora Alejandra Gils Carbó a partir de la investigación por el posible pago de coimas en la compra del nuevo edificio para el organismo.

Según indica el diario Clarín, ni la Bicameral Permanente de Seguimiento y Control del Ministerio Público ni la comisión de Juicio Político de Diputados tienen en su agenda el próximo tratamiento de la situación de Gils Carbó.

“La comisión que debe actuar es la de Juicio Político, que preside el PRO”, aseguró la massista Graciela Camaño, titular de la bicameral, en referencia al cuerpo presidido por el macrista Alvaro González.

“En la medida que avance la causa, hay nuevos elementos para un posible juicio político. El martes vamos a tener una reunión del interbloque para analizar el tema”, dijo González.

El Gobierno se propone ir por la Procuradora aunque sin dar pasos en falso, y en este momento no cuenta con el marco político para el desplazamiento.

“Hay que juntar primero 16 de los 31 de la comisión y después 172 de la Cámara para llegar hasta el Senado. Es un largo camino, en un año electoral”, se sinceró una de las espadas del PRO en la Cámara. De los 31 integrantes de Juicio Político, sólo 12 pertenecen a Cambiemos.

“Si vamos a discutir ese expediente, también analicemos todos los que están ahí. (Ricardo) Lorenzetti, el propio Macri…”, adelantaron desde el Frente Renovador la postura que tomarían.

El oficialismo avisó que el juicio político a Gils Carbó tiene prioridad en la agenda, aunque al abrir la discusión los bloques opositores pueden imponer otros tratamientos si acuerdan una posición en común. El massismo y el peronismo, menos aun el kirchnerismo, no cederán fácil a las pretensiones del Gobierno.

COMENTARIOS