Política Internacional

Quién es el excéntrico líder que puede desatar la Tercera Guerra Mundial

Se trata del líder norcoreano Kim Jong-un. Es el “líder supremo” de Corea del Norte y quien mantiene en vilo al mundo desde hace cinco años con sus amenazas a Occidente

sábado 15 de abril de 2017 - 8:33 am

Este sábado, Corea del Norte celebrará los 105 años del nacimiento del fundador del país, el “eterno presidente” Kim Il-sung. Los festejos y desfiles para venerarlo mantuvieron ocupado a Jong-un. Ni siquiera las advertencias de Donald Trump, que dijo que “Corea del Norte es un problema que será atendido”, lo corrieron de sus planes. El miércoles citó a la prensa internacional y les dijo que se preparen para un “gran evento”.

El 30 de diciembre de 2011, Kim Jong-un llegó al poder tras la muerte de Jong-il. Lleva cinco años en el cargo, muchos menos que los 17 que pasó su padre y los 46 de su abuelo.

Nació un 8 de enero, pero no se sabe a ciencia cierta cuántos años tiene. Cuando su padre lo eligió sucesor, en 2009, adelantaron su fecha de nacimiento de 1984 a 1982, según los servicios secretos de Corea del Sur. Dennis Rodman, el histórico y excéntrico basquetbolista multicampeón con los Chicago Bulls de Michael Jordan en los 90, es su gran amigo. El deportista dijo hace un tiempo que Jong-un nació en 1983 y que tiene una hija. Una de las grandes aficiones del “líder supremo” es el básquet.

No existe una biografía o datos oficiales revelados por el régimen. Todo lo que se sabe de Jong-un es por servicios secretos enemigos, desertores o amigos como Rodman, que abren la boca más de lo debido. Se dice que estudió en una escuela privada de Suiza bajo un seudónimo, que habla a la perfección inglés y alemán, y que es amante del esquí, de las películas de acción y de la música occidental. En Corea del Norte es fanático de Moranbong, un grupo de veinte chicas de faldas cortas que al ritmo del pop coreano canta loas al Brillante Camarada, como lo llama la prensa local.

Su padre lo ascendió a general del ejército antes de morir, pero desde 2012 ostenta el rango de mariscal, el máximo al que se puede aspirar en una fuerza que cuenta con más de 1.100.000 hombres activos. La elección de Jong-un como sucesor tiene que ver, dicen, con la humillación que atravesó el régimen en 2001, cuando su medio hermano Kim Jong-nam, primero en la línea sucesoria, fue apresado y deportado en Japón cuando intentaba ingresar con un pasaporte falso para visitar, según él, el parque de Disney en Tokio. Desde 2003 vivió exiliado, hasta que en febrero de este año fue asesinado en el aeropuerto de Malasia. Las sospechas cayeron inmediatamente sobre Jong-un.

Desde que asumió, Jong-un gobierna con puño de hierro. Informes de inteligencia aseguran que “purgó” más de 340 cargos en el gobierno. Purgar significa ejecutar, desplazar o despedir. En diciembre de 2013 ejecutó a su tío, Jang Song-thaek, su mentor y segundo hombre más poderoso del gobierno. Fue acusado de organizar un golpe contra su sobrino, además de ser “mujeriego, jugador y escoria”. Las denuncias por violaciones de los derechos humanos en Corea del Norte son moneda corriente.

COMENTARIOS