Terrorismo

Tras el bombardeo en Afganistán, Estados Unidos asegura: “No hubo víctimas civiles”

Estados Unidos utilizó, este jueves, en Afganistán, su más potente bomba no nuclear contra un complejo de cavernas bajo control del grupo terrorista Estado Islámico

jueves 13 de abril de 2017 - 6:06 pm

Sean Spicer, vocero de la Casa Blanca, informó que el objetivo del lanzamiento de “la madre de todas las bombas” en Afganistán fue el sistema de túneles y cuevas que usan los terroristas del Estado Islámico (ISIS) para llegar a las bases de Estados Unidos en el área.

El general John Nicholson, jefe de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, declaró que la bomba conocida por la sigla MOAB (Massive Ordinance Air Blast) era “la munición adecuada para reducir los obstáculos y mantener el impulso de la ofensiva” contra las fuerzas del Estado Islámico y Khorasan.

“Era necesario quitarle el espacio operacional a ISIS, y lo hemos hecho”, agregó Spicer. “Estados Unidos tomó todas las precauciones necesarias para evitar víctimas civiles y daño colateral como resultado de esta operación”, advirtió.

La bomba, desarrollada en 2003 para la Guerra de Irak, “hizo impacto contra un complejo de cavernas” y túneles excavados en el distrito de Achin, en la provincia oriental de Nangarhar (en el este afgano y cerca de la frontera con Pakistán),dijo el vocero del Pentágono, Adam Stump. Esta remota región es donde los yihadistas del ISIS se han asentado para ampliar su presencia en la que llaman provincia de Jorasán (parte de su autodeclarado califato).

COMENTARIOS