Inundaciones

Comodoro Rivadavia: estiman un largo camino para recuperarse del desastre

Ayer fue el primer día sin lluvias, tras la furia del agua que arrastró viviendas en los barrios altos, dejó incomunicados barrios y socavó la ruta 3, en la intersección con la ruta 26 hacia el Oeste

martes 4 de abril de 2017 - 7:02 am

Junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el gobernador Mario Das Neves relevará los daños que dejaron los 312 milímetros caídos en apenas cuatro días, un récord histórico en Comodoro Rivadavia, al que se sumarán las lluvias pronosticadas para el jueves y el viernes próximos.

La ciudad comenzó ayer la reconstrucción con otro día sin clases, 2000 casas destruidas, caminos alternativos cortados, la ruta nacional N° 3 habilitada en una sola mano, grietas de cinco metros de profundidad en las calles, vehículos destruidos, problemas en el consumo de agua potable, uniones vecinales con más de 1000 evacuados y barrios aislados a los que sólo se lograba acceder en bote. En medio del caos, el milagro: no hubo víctimas fatales.

Das Neves reclamó a la ciudadanía “ser más chubutenses que nunca” y convocó a los trabajadores que adhieran al paro convocado por la CGT nacional que “no se queden en la casa”, sino que “salgan a trabajar como voluntarios por los damnificados” del temporal.

El mandatario agregó al pedido a los funcionarios, a los que reclamó que “voluntariamente donen el 30% de su sueldo por dos meses”.

Sin pérdidas cuantificadas, el intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, estimó el tiempo de recuperación en más de un año.

El mandatario comunal ya tiene su pedido para la Nación: que se redireccionen a Comodoro los $ 6000 millones que se calculaban para construir de un camino de circunvalación de esta ciudad, una obra licitada en la gestión kirchnerista y que el gobierno de Macri desactivó por observaciones técnicas.

“La ayuda tiene que ser real y tiene que alcanzar para completar la obra del aterrazamiento del cerro Chenque, reconstruir la trama vial, readecuar canales y sumideros y construir viviendas para los damnificados”, sostuvo Linares.

Ayer fue el primer día sin lluvias, tras la furia del agua que arrastró viviendas en los barrios altos, dejó incomunicados barrios y socavó la ruta 3, en la intersección con la ruta 26 hacia el Oeste.

Según detalla el diario La Nación, uniones vecinales y gimnasios municipales fueron base de operaciones y lugares donde se recibieron las donaciones.

Sin embargo, todo lo recibido es trasladado al Predio Ferial, en el camino al aeropuerto de Comodoro, donde personal municipal clasifica y reparte los insumos según las listas de prioridades enviado por cada sector de la ciudad.

El temporal dejó dos consecuencias que encendieron la luz de alerta para evitar la propagación de enfermedades: la contaminación del agua potable -cuyo servicio fue interrumpido por la rotura de caños- y el alerta epidemiológico en el Hospital Regional de la ciudad.

La jefa del Servicio de Pediatría del Hospital Regional, Mara Márquez, alertó sobre posibles “diarreas y enfermedades respiratorias”.

COMENTARIOS