Venezuela

Alto escándalo: la OEA declaró que se violó el orden constitucional en Venezuela

En una resolución que contiene un punto declarativo y tres resolutivos, el organismo internacional le pidió a Maduro que se muestre "dispuesto a apoyar las medidas que permitan el regreso del orden democrático"

lunes 3 de abril de 2017 - 9:04 pm

En medio de una sesión escandalosa, la Organización de Estados Americanos (OEA) declaró este lunes por la tarde Venezuela violó el orden constitucional, hecho que consideró “grave”, e instó a Nicolás Maduro a garantizar “la separación y la independencia de poderes”.

“Las decisiones del Tribunal Supremo de Venezuela de suspender los poderes de la Asamblea Nacional y de arrogárselos a sí mismos son incompatibles con la práctica democrática y constituyen una grave violación del orden constitucional de la República Bolivariana de Venezuela”, dice la resolución del organismo.

El organismo resolvió instar al Gobierno de Nicolás Maduro a que garantice “la separación e independencia de los poderes constitucionales” y que restaure “la plena actividad de la Asamblea Nacional”.

La tensión en la sesión se originó luego de que Bolivia, que preside la OEA, se negó a incluir a Venezuela en el temario a tratarse hoy, invocando que no se le había consultado y denunciando que se le había impuesto la agenda. Con la ausencia tanto del representante boliviano, Diego Pary, como del embajador de Haití -que tiene la vicepresidencia-, el  embajador más antiguo, el hondureño Leonidas Rosa Bautista, se prestó para dirigir la reunión.

“Doy por abierta esta sesión del Consejo Permanente”, declaró  Rosa, tras confirmar la presencia de 20 países miembro en la sala Simón Bolivar en la sede de la OEA en Washington.

Según el  asesor jurídico del organismo, Jean Michel Arrighi, la convocatoria se hizo conforme a la normativa porque, a pesar  de la ausencia de Bolivia, existía el quorum necesario (al menos 12 Estados) para iniciar la sesión.

Tanto el representante de Venezuela como el de Nicaragua denunciaron un “golpe de estado institucional” por haber sesionado sin la presencia del presidente del Consejo, Diego Pary.

COMENTARIOS