Política

Hecatombe en Santa Cruz: paralizada la salud, educación y justicia

Cada nuevo conflicto que se sumó en los últimos meses fue frenando el funcionamiento de la actividad provincial, hasta quedar quieta

domingo 2 de abril de 2017 - 9:59 am

Un grupo de personas combate el frío alrededor de un tambor de metal lleno de madera prendida fuego. Una mujer despliega una pancarta sobre una mesa y pide que alguien caliente agua para arrancar la primera ronda de mates del día.

Otro hombre señala un parlante y bromea sobre la música que escucharon la jornada anterior. “¡Hoy elijo yo!”, grita. Un rato después, cuando el sol termine de salir, se escucharán canciones folclóricas por toda la manzana.

Una cuadra más allá, en la puerta de otro edificio sobre la misma avenida de esta capital, la situación es casi idéntica, con la diferencia de que allí el otro grupo de manifestantes armó una carpa improvisada con fierros y chapa para protegerse del viento helado.

Según detalla el diario La Nación, hace días que hay varios edificios públicos de Santa Cruz tomados. El gremio de docentes se instaló en el Ministerio de Economía. El de judiciales, en el Tribunal Superior de Justicia.

Las tomas, ambas sobre la avenida Néstor Kirchner, son el reflejo de la complicada situación que atraviesa la provincia, sumida en la mayor crisis económica, social y política de los últimos 10 años, y que acorrala al gobierno de Alicia Kirchner.

Reclamos salariales, falta de pagos, un sistema de salud en crisis, la Justicia colapsada, renuncias y plata que no se sabe dónde está son algunos de los focos de tensión que aquejan al histórico bastión del kirchnerismo, que gobierna aquí desde 1991.

Cada nuevo conflicto que se sumó en los últimos meses fue frenando el funcionamiento de la actividad provincial, hasta quedar paralizada.

El reclamo docente es el más resonante. El gobierno provincial ofreció un 3% de aumento en las paritarias. Por los paros, este año no hubo más de dos días seguidos de clase en las escuelas.

La discusión salarial se complicó todavía más por la sorpresiva renuncia el 7 de marzo de Roberto Borselli, el presidente del Consejo Provincial de Educación.

La gobernadora lo reemplazó con María Cecilia Velázquez, investigada por la presunta entrega de facturas apócrifas mientras era la mano derecha de Alicia en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

En medio del paro, y luego de cortar la ruta nacional 3 por varias horas, la semana pasada los docentes se instalaron en Economía, donde hicieron un cronograma de guardias de cuatro horas para que el edificio no quede vacío en ningún momento.

La normalización del pago de salarios no resolvería los problemas, afirman los estatales. Hoy, todos siguen pagando aportes a la endeudada Caja de Servicios Sociales, la obra social estatal, que ya no es aceptada en hospitales y farmacias porque dejó de pagar los servicios. Los estatales cerca del 60% de la población activa no pueden atenderse sin abonar las consultas.

¿Cuál es la salida a la crisis? El gobierno provincial dice que no tiene plata y le reclama ayuda a la administración de Mauricio Macri para cubrir los agujeros financieros.

Los gremios y la oposición denuncian que la plata está, pero que no se sabe qué pasa con ella. Y por ahora tampoco se sabrá: el kirchnerismo bloqueó un proyecto de ley de acceso a la información pública.

El temor es que la situación llegue al mismo nivel de tensión que en 2007, cuando una pueblada terminó con el gobierno de turno, también kirchnerista.

COMENTARIOS