Política

Hernán Lombardi le respondió a Cristina por el nombre del CCK

El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos le aclaró a la ex presidenta que el Gobierno no impulsa modificar el nombre del centro cultural

viernes 31 de marzo de 2017 - 10:15 pm

Hernán Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, salió a responderle a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que había cuestionado el posible cambio de nombre al espacio denominado Centro Cultural Kirchner.

CFK había publicado hoy en su Facebook una carta abierta de Valentina Cañeque, sobrina de Gustavo Cerati, cuyo nombre se propuso como alternativa al del expresidente. “No mezclemos la magia y el amor del inmenso arte de Gus con la suciedad de esta gente. Depende de cada uno de nosotros hasta dónde dejemos avanzar este aparato monstruoso”, recitó la joven en la misiva.

“La hipertrofia llevada a cabo durante su gobierno al nominar centenares de edificios, rutas, polideportivos y hasta rotondas, poco contribuyó a la calidad institucional”, planteó el ministro en una carta abierta dirigida a la ex mandataria.

Además, Lombardi sostuvo que se propuso a legisladores nacionales que “no se puedan imponer nombres a bienes o lugares públicos hasta veinte años después de la muerte” del homenajeado.

La carta completa:

Señora Ex Presidenta Dra. Cristina Fernández de Kirchner

En este momento, a diferencia de otras épocas, hay en Argentina un gobierno respetuoso de la ley. Por Ley Nacional 26794 el Centro Cultural del Bicentenario se denomina Presidente Dr. Néstor Carlos Kirchner. Hasta que otra ley lo cambie, ese será su nombre.

Con honestidad intelectual le confirmo que, con respecto al nombre, es otro nuestro pensamiento. Creemos que la Argentina necesita un gigantesco cambio cultural con un profundo sentido republicano.

La hipertrofia llevada a cabo durante su gobierno al nominar centenares de edificios, rutas, polideportivos y hasta rotondas, poco contribuyó a la calidad institucional.

No es la valoración de la persona la que está en juego. Es el abuso, la exageración y, además, la poca distancia temporal entre el deceso y la colocación de su nombre a estos centenares de lugares. Creemos que el tiempo transcurrido es un buen método de tamizar estas decisiones y para comprobar si los nombres propuestos contribuyen a la unidad de los argentinos o si provocan más divisiones.

En esa dirección hemos propuesto a legisladores de diversos bloques que no se puedan imponer nombres a bienes o lugares públicos hasta veinte años después de la muerte. Los legisladores podrán confirmar el plazo, disminuirlo o aumentarlo. Pero el valor a ser defendido es el fortalecimiento de las instituciones.

Será el Parlamento de la Nación quien lo decida cuando lo considere pertinente. Sin más la saluda atentamente.

Ing. Hernán Lombardi

Ministro de Medios y Contenidos Públicos

COMENTARIOS