Finanzas

Nick Leeson en Argentina: cuándo y dónde estará la “pesadilla” del banco Barings

EL ex trader del prestigioso banco del Reino Unido estará en la Universidad del CEMA el próximo viernes 7 de abril a las 18 horas

martes 28 de marzo de 2017 - 11:41 am

Nick Leeson estará en la Argentina y hablará el próximo viernes 7 de abril en la Univerisdad del CEMA, donde contará cómo hizo para arrastrar a la quiebra al prestigioso banco inglés Baring.

La cita, organizada por la revista especializada Bank, es a las 18 horas y sólo se podrá acceder con invitación previa. Será en el Auditorio de la Universidad del CEMA, ubicado en Reconquista 775, Ciudad de Buenos Aires.

En el panel de discusión estarán Alfredo Roisenzvit, Consultor y ejecutivo de RiskBusiness; Adelmo Gabbi, Presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires; Ernesto Allaria, Presidente del Mercado de Valores de Buenos Aires; Diego Fernández, Gerente General de ROFEX; Claudio Zuchovicki, Secretario General de la Federación Iberoamericana de Bolsas y Gerente de desarrollo de la BCBA; y Diana Mondino, Economista y Directora de Asuntos Institucionales de la UCEMA.

Quién es Nick Leeson

El 23 de febrero de 1995 a las cinco de la tarde, Nick Leeson se convirtió en la leyenda negra del mundo de las finanzas. En ese instante, provocó la quiebra de la más respetable y antigua institución financiera de Gran Bretaña, la banca Barings.

“Existen 6 grandes potencias en Europa –dijo en su momento el cardenal Richelieu—Inglaterra, Francia, Austria, Prusia, Rusia y los Hermanos Barings”. El banco fue creado en 1762 y entre sus clientes figuraron nada menos que Napoleón III y la Reina de Inglaterra.

Tras trabajar durante un tiempo en el back office que el banco mantenía en Yakarta, Leeson solicitó un cambio de destino a la sucursal de Singapur. No sólo lo consiguió sino que además lo nombraron Director General del Baring Securities Singapore Limited. A poco de llegar, compró una ficha para operar en el SIMEX y despidió a buena parte de los operadores. En ese momento, en su figura recaían los puestos de Director General, Jefe de Mesa y Jefe de Back Office. Ese fue el primer paso: ¿quién controla al que lo controla todo?

La operativa autorizada desde Londres sólo permitía operaciones en opciones y futuros para clientes y el arbitraje del futuro del Nikkei en SIMEX y en la Bolsa de Osaka. Eso no iba a frenar a Leeson. Al principio ganó millones y la aprobación de la cúpula del banco. Pero las cosas no salieron bien. Entonces empezaron los engaños y las maniobras fraudulentas.

A través de la famosa cuenta 88888 -la cuenta de errores que tenía la entidad- Nick Leeson comenzó a esconder sus fracasos. El pretendía ir recuperando lo perdido con nuevas operaciones. La pelota fue haciéndose más y más grande, tanto que Leeson apostó todo en el mercado de futuros de Tokyo. El terremoto de Kobe en 1995 hizo que Japón repatriara su capital en el exterior y todo se desmoronara. La historia acaba con brutales pérdidas acumuladas, la quiebra de Barings, una nota de Leeson enviada por fax que decía “Lo siento” y una huida que terminó con su detención y extradición a Singapur, donde cumplió condena durante cerca de cuatro años.

COMENTARIOS