Finanzas

Entrevista exclusiva a Nick Leeson, el hombre que quebró al histórico banco Barings

En diálogo con Nexofin, el trader británico analiza la actualidad de los mercados y las nuevas regulaciones bursátiles que devinieron de su accionar libertario en Singapur, donde hizo quebrar al principal banco del Reino Unido

lunes 27 de marzo de 2017 - 1:38 pm

Por Matías Ferrari – Jefe de redacción

Febrero de 1995: una nota en un escritorio de Singapur dejaba un breve comunicado: “Lo siento”. Ese fue el último mensaje de Nick Leeson antes de abandonar el país asiático, donde trabajaba para el histórico banco británico Barings, al que por sus arriesgadas inversiones bursátiles en futuros acababa de poner de rodillas hasta hacerlo quebrar. De esta manera, una sola persona ponía fin a 223 años de historia.

Proveniente de una familia humilde -su padre era yesero en el norte de Londres- Nick Leeson, en julio de 1992, fue promovido desde la oficina de Londres en Barings a ser corredor en la bolsa de Singapur. Allí, las jugosas ganancias que cosechó en los primeros meses, a través de contratos de futuros, lo convirtieron en el “trader” estrella de Barings. Las grandes ganancias que producía apostando a las monedas asiáticas entusiasmaron a las autoridades de Barings, que le dieron carta blanca para operar futuros por valores de millones de libras en los mercados asiáticos.

Sin embargo, con el advenimiento de los primeros problemas en la crisis de los Tigres Asiáticos, los futuros empezaron a sufrir fuertes pérdidas. La oficina de Singapur de Barings era pequeña, a pesar de ser una gran proveedora de ganancias, por lo que Leeson, manejaba tanto el front office como el back office de la operación.

De esta forma, a medida que surgían resultados no esperados, podí esconder las pérdidas en una cuenta extracontable -que luego se hizo mundialmente famosa- designada con cinco números ocho “88888” (en inglés, the five eights account). Ese número terminó por convertirse en el agujero negro que se tragó al principal banco del Reino Unido, que fue la contraparte de la República Argentina en el famoso pacto Roca-Runciman, y en el que habían confiado su dinero desde Napoleón hasta la Reina Isabel II -quien se comenta que perdió más de un millón de dólares por la bancarrota.

Cuando en el banco finalmente se enteraron de las pérdidas generadas por Leeson en esa cuenta “extracontable”, ya era demasiado tarde. Sus operaciones de futuros en Singapur habían generado pérdidas por 827 millones de libras, el doble del capital disponible del banco. Leeson fue detenido y condenado a seis años y medio de prisión en Singapur por sus operaciones, que fueron consideradas ilegales.

 

nick-leeson
Nick Leeson, al ser detenido y extraditado a Singapur, donde resultó condenado a seis años y medio de prisión

Una vez cumplida su sentencia efectiva, y habiendo superado un diagnóstico de cáncer, Leeson encaró nuevamente su vida. Conoció a su actual esposa y formó su familia (su anterior lo divorció luego que lo detuvieran), y fue dirigente de un club de fútbol de la segunda división de Inglaterra. Luego escribió en un libro su visión de lo sucedido, con una fuerte autocrítica hacia su comportamiento, y con fuertes críticas también al “sistema” que -según su visión- favoreció dichas acciones. Según Leeson, sus jefes se quedaron con todo el dinero de sus bonuses, y no tuvieron sanción alguna, mientras él quedó en la ruina y cargando con toda la responsabilidad. En la actualidad, y con su experiencia en sus espaldas, Leeson brinda conferencias por el mundo, reflexionando, de manera autocrítica, sobre su caso y los detonantes que llevaron al mayor escándalo financiero de la historia.

El caso de la Baring Brothers fue sin dudas el disparador de toda la regulación moderna sobre Tres Líneas de defensa, controles independientes, separación de funciones, Gobierno Societario y Gestión de Riesgos.

Entrevista con Leeson

¿Cuáles son tus expectativas con respecto a tu viaje a Argentina, teniendo en cuenta que hablarás de controles de riesgo en un país con un largo historial de problemas económicos?

Este va a ser mi primer viaje a la Argentina y tengo muchas expectativas. La verdad es que son muy pocos los países que no han atravesado dificultades económicas o escándalos financieros. Lo más importante en estos casos es que uno logre aprender de esos errores, realizar cambios y mejoras para asegurarse que el sistema sea seguro en el futuro. No sólo a nivel general, sino también individual, en los mercados financieros y en las naciones soberanas, no sólo se aprende de los aciertos sino también de los errores. Durante mi visita a la Argentina, seguramente, comparta parte de mi experiencia.

¿Considerás que tu caso abrió muchas discusiones que luego se transformaron en regulaciones?

No porque quiera tomar ningún tipo de crédito sobre eso, pero creo que la caída de Barings dio el puntapié para la la revolución de GRC (Gobernanza, manejo de riesgo y cumplimiento, en español). Sobre todo, puso el énfasis en cuán calamitoso puede ser el efecto de riesgos sin chequear en las finanzas.

¿Y qué opinás de estas regulaciones a las que diste inicio con tu caso?

La regulación financiera, desde ese momento, evolucionó favorablemente y, sin lugar a dudas, el nivel de profesionalización en los departamentos de riesgo y cumplimiento mejoraron de manera inconmensurable. Hay un riesgo de que asfixiemos algunas de estas áreas con demasiadas regulaciones; lo que se busca es alcanzar esa mezcla perfecta que impulse nuevos negocios, pero asegure seguridad; ese es el gran enigma. Una queja muy común a lo largo de todo el mundo es que hay demasiadas cosas escritas al respecto y esto, justamente, está distrayendo de los cambios reales que necesitan ser aplicados en este negocio.

Hay un movimiento que tiende a desregularizar el mercado, especialmente en los Estados Unidos, con la llegada de Donald Trump. Incluso, se habló de las intenciones de tirar por la borda las reformas aplicadas por Barack Obama, conocidas como Dodd Frank. ¿Qué opinión te merecen estos cambios?

Es importante recordar que estamos en 2017 y no en 2008. Las condiciones son diferentes, hay lecciones que ya fueron aprendidas. Siempre y cuando esas lecciones no sean olvidadas, creo que hay espacio para cambios. Las reformas Dodd Frank tuvieron un alto impacto en el mercado, hicieron lo que estaba previsto que hicieran y redujeron de manera masiva el riesgo inmobiliario. Las regulaciones necesitan modificarse constantemente y mantenerse al día para ser efectivas. Creo que hay un ámbito propicio para los cambios, pero no debemos olvidar lo que pasó. ¡Las lecciones aprendidas nos costaron mucho!

Finalmente, sabemos que sos un fanático del fútbol. ¿Cómo ves a la Argentina en ese aspecto, hay algún jugador de nuestro país que sigas en la Premier League?

Mi hijo de doce años y yo somos grandes fanáticos del Manchester City y también de Sergio Agüero. Él es el héroe de mi hijo. Vamos a estar en Wembley el 23 de abril para verlo marcar un gol ante el Arsenal y poner al City de nuevo en una final de la FA Cup.

Nick Leeson en Argentina: cuándo y dónde

nick-leeson2

“Conozco a Nick desde hace un tiempo, es un personaje muy relevante en la historia mundial de las finanzas. Su historia es muy interesante, y es quizás el caso formal de estudio más utilizado a la hora de enseñar riesgos y regulación. Su enfoque, al contar su experiencia, es de una humildad y autocrítica que pocas veces se ha visto. Nick es expositor habitual en nuestra reunion Global de Clientes de RiskBusiness ( que se hace en Amsterdam repetidamente) y sus conferencias son siempre un gran éxito”, cuenta Alfredo Roisenzvit, director ejecutivo de RiskBusiness Latin America y mediador necesario para que Nexofin tuviera acceso a Leeson.

Leeson visitará el próximo jueves la Universidad de San Andrés y el viernes hará lo mismo en un foro organizado por el Sistema Bursatil Argentino.

“Llamativamente, nuestro contacto comenzó por el fútbol, en una charla informal luego de una conferencia en que coincidimos, y encontramos un lugar común en el Manchester City ( risas). Cada vez que nos encontrábamos en alguna conferencia yo le decía que tenía que venir a Argentina, a ver verdadero fútbol, y a probar nuestros asados. Y también, claro, a compartir una clase con nuestros alumnos en la Maestría en Finanzas de San Andrés , que dicto junto a Marcelo Zárate, para que puedan conocer su caso en primera persona, ya que siempre lo incluimos en la currícula para explicar los primeros grandes cambios regulatorios en controles internos y gestión de riesgos”, continuó Roisenzvit, consultado por cómo conoció al autor de uno de los mayores “cracks” bancarios.

“Finalmente, y gracias al esfuerzo de algunos sponsors y a la organización de Claudio Zuchovicky, de Bolsar, este año pudimos invitarlo a que venga. Además, por supuesto, cumplió su promesa de venir a la clase, y lo tendremos presente el jueves que viene, para suerte de nuestros alumnos de San Andrés. Por supuesto que también cumpliremos la promesa del asado, y con la de buen fútbol estamos dudando (risas). Además, el viernes en la tarde nos contará su experiencia en la conferencia organizada por Bolsar, con tiempo para que los participantes puedan hacerle muchas preguntas”.

COMENTARIOS