24 de Marzo

La grieta: el kirchnerismo convirtió el 24 de marzo en un acto político anti-Macri

Abuelas y Madres Línea Fundadora se concentraron en la Plaza de Mayo. Hebe de Bonafini llegó desde el Congreso en un micro con Aníbal Fernández y Roberto Baradel; la Cámpora caminó desde la Ex ESMA

sábado 25 de marzo de 2017 - 7:29 am

Divididas y sin lograr encolumnarse bajo una consigna unificadora, las distintas agrupaciones del kirchnerismo marcharon ayer, en el día que se conmemoran los 41 años del golpe de Estado de 1976, con pancartas, carteles y cantos contra el gobierno de Mauricio Macri.

En la Plaza de Mayo, decenas de miles de personas se reunieron frente a un escenario que presidió Estela De Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, con Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y la Agrupación HIJOS. Allí llegaron columnas de agrupaciones K como el Movimiento Evita, sindicatos y otras agrupaciones políticas, sociales y de derechos humanos vinculadas al kirchnerismo que llegaron con carteles y banderas. Se mezclaron con familias enteras que se movilizaron y con turistas curiosos que sacan fotos. La escuela de percusión La Chilinga se sumó, con decenas de tambores que calentaron la previa de la lectura de adhesiones.

En el escenario, montado de espalda a la Casa Rosada, y en una pantalla gigante a mitad de la plaza, se transmitieron videos con historias y fotos de los desaparecidos.

Cientos de personas marchan el 24/03/2017 en Buenos Aires, Argentina, en el Día de la Memoria, a 41 años del golpe de Estado que sufrió el país.

Cientos de personas marchan el 24/03/2017 en Buenos Aires, Argentina, en el Día de la Memoria, a 41 años del golpe de Estado que sufrió el país.

A lo largo de toda la Avenida de Mayo -por donde entraron antes del mediodía los manifestantes- colgaron carteles con dibujos de figuras humanas y afiches en contra del Gobierno con imágenes de Mauricio Macri, Dario Loperfido y el titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, estos dos últimos por sus declaraciones en las que pusieron en duda que hubieran desaparecido 30 mil personas durante la dictadura. Por ese motivo, el número "30 mil" se repitió en buena parte de los carteles pegados en la zona.

Irremediablemente distanciada de Carlotto y de Madres Línea Fundadora, la jefa de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, comenzó su marcha desde la sede de su agrupación, en la Plaza del Congreso. Bonafini marchó muy lentamente por Avenida de Mayo hacia la Casa Rosada en un camión abierto, acompañada por ex funcionarios kirchneristas como Aníbal Fernández, sindicalistas docentes como Roberto Baradel, de Suteba, y Héctor Segovia, de los Metrodelegados del subte porteño. Las agrupaciones del kirchnerismo más duro estuvieron junto a ellos, con la excepción de La Cámpora.

En su discurso, Bonafini insultó a Mauricio Macri y, sin nombrarla, a Estela de Carlotto, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, con quien está enfrentada desde hace años. "Basta de ser democráticos para ser buenitos: me cago en los buenos. No soy buena. No podemos ser buenitas, no podemos no insultar", gritó Bonafini, en referencia a la discusión que mantuvo a través de los medios en las últimas horas con Carlotto.

Un tramo de su breve discurso le sirvió a la jefa de Madres de Plaza de Mayo para apuntar al Presidente sin vueltas. "Desde que entró al poder dije que Macri es un dictador. Es un reverendo hijo del mil putas y un dictador", sostuvo Bonafini.

Los seguidores de la agrupación fundada por Máximo Kirchner se reunieron por la mañana frente al edificio de la ex ESMA, en Nuñez, y desde allí se dirigieron hacia el centro porteño.

Los partidos de izquierda, como ocurre todos los años, marcharon solos a la Plaza de Mayo para no cruzarse con los militantes kirchneristas.

COMENTARIOS