Seguinos en nuestras redes

Política General

El agua subirá un 23%, pero casi un millón de usuarios seguirá con subsidios

El Gobierno moderó su plan original y aplazó el ajuste dos meses; la decisión debe pasar por una audiencia pública

Desde mayo, el servicio de aguas y cloacas en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano será un 23% más caro. Así lo explicaron ayer fuentes de la empresa. En el marco de los atenuantes que el Gobierno está aplicando para moderar la suba de la inflación, el incrementó se postergó (estaba previsto para marzo) y además se mantendrán unos subsidios que inicialmente se iban a eliminar.

La suba tendrá que pasar por la instancia de una audiencia pública, pero el Gobierno modificó sus planes iniciales para que el impacto sea menor. Todas las facturas llegarán con un aumento del 23%. Sin embargo, en febrero se planeaba una suba mayor. Iba a ser del 22% al 30% y podía llegar a 63% con la remoción de algunas subvenciones estatales.

La factura media de más de 1,145.000 clientes es de $ 446 mensuales y subirá a casi $ 550. Son los que no tienen medidores ni tampoco descuentos actuales. En cambio, los que no poseen medidores pero si subsidios lograrán pasar de $ 297 a $ 366. Si perdían las subvenciones estatales, se encaminaban a pagar lo mismo que la mayoría. Hay más de 920.000 clientes que poseen descuentos.

Aysa también modificará la situación de los clientes no residenciales, como comercios, empresas, escuelas, hospitales. En lugar de cobrarles por metro cuadrado, como viene haciendo hasta ahora, les pondrá medidores y les cobrará por su consumo. Son 400.000 usuarios que están en esa categoría sobre 3,2 millones de usuarios. En la compañía creen que muchos de este segmento pagarán menos.

La compañía también planea instalar medidores a todos los clientes residenciales. Pero ese plan recién se aplicará desde el año próximo, con el objetivo de tenerlo listo hacia fines de 2019. Hay casi 300.000 viviendas que poseen medidores, mientras que 1.774.554 no cuentan con ese contador. Más de 200.000 hogares están anotados dentro de la tarifa social y son subvencionados por el Estado nacional, que escribe un cheque de $ 1.100 millones para que tengan servicio de agua.

Los descuentos en el servicio de agua parten de una clasificación de coeficientes zonales que fue hecha en 1963. Así conviven barrios de ingresos bajos (Villa Fiorito, Ingeniero Budge), como otros de ingresos holgados (como La Horqueta, de San Isidro). La compañía está dialogando con los vecinos de esa localidad acomodada para que entiendan que están percibiendo un beneficio que no fue diseñado para ellos.

La quita de subsidios en la concesión de Aysa quedó pospuesta para 2018, según la presentación que hizo la compañía ante el Ente Regulador de Agua y Saneamiento (ERAS), que había rechazado la propuesta de febrero.

El aumento de este año será muy menor al de 2016, cuando las facturas subieron un promedio de 300%, con picos de hasta 375% en varios casos. Esa recomposición golpeó fuerte en los bolsillos, pero permitió que Aysa contara con dinero suficiente para pagar sus propios gastos operativos y realizar inversiones.

Durante este año, hay ocho municipios que estaban en la concesión de Absa (Aguas Bonaerenses) que serán traspasados a Aysa. Es el caso de Escobar, José C. Paz, Merlo, Moreno, San Miguel, Presidente Perón, Malvinas Argentinas y Florencio Varela. El Gobierno nacional le dará $ 1.200 millones a la empresa para ese fin.

En el conurbano, todavía hay un 13% de vecinos que no poseen acceso a agua corriente y 35% sin cloacas. El desafío del Gobierno es erradicar esa situación hacia 2019.

Para el número: Un departamento en Lugano, que pagaba más de $ 400 por bimestre más impuestos, se irá por arriba de los $ 500. Una casa en Caseros, que andaba en los $ 550 bimestrales, abonará $ 675 desde mayo. Un departamento nuevo en Ramos Mejía (de 40 metros en una superficie de 120) va de $ 680 mensuales a $ 836. Los más de 100.000 edificios poseen medidores generales, pero la posibilidad de identificar el consumo por unidad todavía está en pañales.

Política

Alberto Fernández y su relación con Cristina Kirchner: “En muchas cosas no pensamos igual, el que decide soy yo”

El Presidente afirmó que él asumirá y tomará las decisiones de la negociación con el FMI.

El presidente Alberto Fernández se refirió a su relación con Cristina Kirchner en medio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El jefe de Estado afirmó que a pesar de que muchas veces no están de acuerdo sobre un tema, el que toma decisiones finales es él.

Alberto Fernández manifestó: “La verdad es que yo estoy muy seguro de cuál es el rumbo que tenemos que tomar y tengo la certeza de que es el mismo que quiere Cristina. Cristina y yo no somos iguales. Nosotros hicimos un frente que nuclea al peronismo y a muchas otras fuerzas y, por lo tanto, no hay una mirada homogénea sobre la realidad“.

“Está claro que Cristina y yo en muchas cosas no pensamos igual, el que decide finalmente soy yo”, remarcó el Presidente durante una entrevista en el marco de su participación en el evento anual Gzero Summit Latin America 2021.

Alberto Fernández sobre la negociación con el FMI: “No será a costa del desarrollo del país”

Respecto a el acuerdo con el FMI y la mirada de la vicepresidenta, Alberto Fernández indicó: “Cristina y yo tenemos una historia común en ese punto, de asumir un país endeudado y tener que pagar las deudas que otros tomaron. Lo que pasa es que se ha escrito mucho sobre la idea de que Cristina no está de acuerdo en que tengamos un acuerdo con el Fondo, y está claro que la decisión es mía y yo la voy a asumir y a tomar“.

Nosotros no queremos salir del mundo ni incumplir nuestras obligaciones. Queremos cumplirlas, pero no a costa del desarrollo de los argentinos. Los argentinos deben desarrollarse para poder pagar sus deudas. Y es ese el mayor desafío que tengo y es lo que estoy decidido a llevar adelante”, sentenció el Presidente.

Continuar leyendo

Política

Aníbal Fernández ordenó investigar a quienes acosaron por Twitter a Joaquín Nahuel, el chico pastelero

El ministro de Seguridad solicitó a la Policía Federal que identifique a un grupo de personas por “ciber acoso a un menor”.

El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, le pidió a la Policía Federal que identifique a las personas que acosaron a Joaquín Nahuel a través de las redes sociales. El protagonista es un chico de 10 años que promociona su emprendimiento de venta de tortas con el objetivo de recaudar fondos para hacerse una operación de piel.

En las últimas horas, la madre de Joaquín Nahuel decidió cerrar la cuenta de Twitter de su hijo debido a el acoso que recibía de parte de otros usuarios. A partir de este motivo, Aníbal Fernández ordenó que se investigara a quienes se burlaron del chico.

El ministro de Seguridad indicó que se trata de un caso de “ciber acoso a un menor” y expresó: “Como venimos presenciando, algunos personajes del mundillo que huele a rancio, se han dedicado a denostar al niño Joaquín Nahuel, quien como todo mal realizado, expresó su vocación de dedicarse a hacer tortas, o para ser más riguroso, a ser pastelero. Para cumplir su sueños, debe hacerse conocer pero, ha tenido que restringir su cuenta, precisamente por las agresiones recibidas”.

Por ello he instruido a la Superintendencia de Investigaciones a través del área de lucha contra el Cibercrimen de la Policía Federal Argentina que su División Delitos Cibernéticos contra la Niñez y la Adolescencia, analice la situación y una vez detectado los autores del bullying, denuncie ante la empresa responsable de la administración de Twitter para América Latina para que hagan suya la queja y cumplan sus políticas anti bullying, con el agravante de que en este caso ha sido perpetrado contra un menor”, concluyó Aníbal Fernández.

Continuar leyendo

Política

Ricardo Jaime seguirá en prisión: la Justicia rechazó el pedido de libertad condicional

El ex funcionario kirchnerista lleva más de cinco años encarcelado con tres condenas firmes.

El ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, continuará detenido debido a que el tribunal oral rechazó el pedido de libertad condicional. El ex funcionario es juzgado por enriquecimiento ilícito, fraude y cobro de sobornos por la compra de trenes chatarra.

La defensa de Ricardo Jaime había solicitado la excarcelación pero los jueces lo negaron debido a que tiene tres condenas firmes y otros 13 procesos en trámite. El tribunal consideró que debido a la situación judicial del ex funcionario kirchnerista, este no está en condiciones de recuperar la libertad.

El fallo fue firmado por los jueces Julio Panello, Fernado Canero y José Martínez Sobrino. Por su parte, la fiscal del juicio, Gabriela Baigún, había pedido que se le aplique a Jaime una condena de ocho años de prisión y una multa de $15.860.336.

El abogado del ex secretario de Transporte, Eduardo Gómez Caminos, había argumentado el pedido de libertad de su cliente con el tiempo que lleva preso. Ricardo Jaime está encarcelado desde hace cinco años y ocho meses, es por ello que la defensa remarcaba que había cumplido los dos tercios de la pena.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR