Turismo

No apto para precavidos: los diez viajes más peligrosos que podés hacer

Cuando estés listo para dejar de lado los all inclusive y si estás buscando un poco de adrenalina, no te pierdas estos diez destinos extremos

domingo 5 de marzo de 2017 - 11:36 am

Las vacaciones son un gran momento para desenchufarse de la rutina y a veces eso significa ponerse mucho más activo que durante el resto del año. Escaparse de la oficina para ir a la playa suena bien, pero estos 10 destinos turísticos son ideales para los amantes de la aventura.

Carretera de las Yungas (Bolivia)

Este camino labrado en piedra tiene sólo 64 kilómetros, pero sube 3.600 metros para comunicar La Paz con la región de las Yungas

Puente de Hussaini (Pakistan)

Cruzar esta pasarela a gran altura sobre el río Hunza, al norte de Pakistán, supone una aventura al puro estilo Indiana Jones. El puente, rodeado de las cadenas montañosas del Himalaya y los Karkorams, es muy antiguo y está mal conservado, tanto que faltan tableros de madera.

Túnel de Guoliang

Tallada en las montañas chinas de Taihang, esta carretera fue construido por los habitantes de la pequeña aldea de Guoliang como forma para salir de su aislamiento. Un túnel colosal de cinco metros de alto por cuatro de ancho excavado centímetro a centímetro por hombres de campo. A pesar de ser un lugar peligroso -unos pilares de maderas son los únicos sistemas de seguridad-, esta carretera se ha convertido en una atracción turística en sí misma.

Saltstraumen (Noruega)

¿Imaginas remolinos en el mar de hasta diez metros de diámetro y cinco de profundidad? Eso es lo que vas a encontrar en Saltstraumen, las corrientes marinas más fuertes del mundo. Situadas a 33 kilómetros de la ciudad noruega de Bodø, cerca de las famosas Islas Lofoten, estos remolinos son todo un espectáculo de la fuerza de la naturaleza

Autopista James Dalton (Alaska)

La Alaska Route 11, mejor conocida como autopista de James Dalton, es una de las carreteras más peligrosas que existen. Con una longitud de 667 kilómetros, esta carretera atraviesa una de las zonas más aisladas del país, ya cercana al ártico. Las bajas temperaturas, el hielo y la poca visibilidad causada por las ventiscas la hace terriblemente peligrosa.

La Piscina del Diablo (Zambia)

Se trata de una poza excavada en la roca en el mismo borde de las cataratas de Victoria. En este punto, el río Zambeze se precipita con violencia desde más de cien metros de altura. Una pared de roca natural bajo el agua protege a los bañistas de ser arrastrados por la corriente cuando el nivel del agua es bajo.

Annapurna (Himalaya)

La montaña de Annapurna es la décima más alta del mundo y la número uno en mortalidad. Cuatro de cada diez alpinistas mueren en el intento de conquistar el más peligroso de los ochomiles. Sus paredes verticales de hielo, sus avalanchas y sus grietas mortales son algunas de las razones por las que hacen de esta cumbre la más temida.

La montaña sagrada de Hua-Shan (China)

Alcanzar la montaña sagrada de Hua-Shan en China no es apto para cualquier persona. Para subir a su cumbre, hay que atravesar uno de los senderos más escarpados y peligrosos que existen. Es tan difícil superar este sendero, que cada año se registran más de un centenar de muertes. Las partes más arriesgadas del recorrido son las conocidas como ‘Changong Zhandao’, una pasarela de tan sólo 30 centímetros de ancho sobre un acantilado totalmente vertical; y el ‘Dragón Negro’, un tramo esculpido en una empinada arista de roca de tan solo unos centímetros de ancho.

Lago Nyos (Camerún)

Este lago volcánico fue el causante de la erupción límnica más grave de la historia. En 1986, una explosión de dióxido de carbono mató a unas 1.800 personas y a 6.000 cabezas de ganado. El lago explotó como si fuera una bomba.

El Cañón del Antílope (Estados Unidos)

En el norte de Arizona existe un lugar asombroso esculpido por las corrientes de agua. Se trata de un estrecho desfiladero que debe conocerse obligatoriamente con un guía local. Las lluvias torrenciales son capaces de inundar las grutas en tan sólo minutos y dejar atrapados a sus visitantes. En 1997, al menos 11 turistas murieron en este lugar.

Trollstigen (Noruega)

Trollstigen, también conocida como la ‘Escalera de los trols’, es una carretera de vértigo con una inclinación del 9% y peligrosas curvas de 180 grados sobre laderas casi verticales que son capaces de poner los pelos de punta al conductor más experimentado.

COMENTARIOS