Acuerdo Repsol-YPF

Repsol aprobó el acuerdo: Argentina le pagará U$S 5.000 millones por la confiscación de sus acciones en YPF

El acuerdo implica, además, el desistimiento de ambas partes a llevar a cabo acciones judiciales, informó Repsol

martes 25 de febrero de 2014 - 4:14 pm

El convenio de “solución amigable” entre la Argentina y Repsol estipula que el Gobierno le entregara a la petrolera española títulos de deuda pública en dólares, algunos emitidos y otros a emitir.

Según señaló el ministerio de Economía, se trata de una “posible emisión complementaria, en caso de que la cartera no complete durante los 90 días previos, en promedio, un valor de mercado de 4.760 millones de dólares, sin superar el tope de 6.000 millones de valor nominal”. [pullquote position=”right”]Repsol aprobó el acuerdo: Argentina le pagará U$S 5.000 millones por la confiscación de sus acciones en YPF[/pullquote]

La composición de los bonos afectados es la siguiente:

1) Un paquete fijo, por un valor nominal de 5.000 millones de dólares VN, compuesto por:

-Bonar X: 500 millones de dólares.

-Discount 33: 1.250 millones de dólares

-Bonar 2024: 3.250 millones de dólares.

2) Un paquete complementario, por un importe máximo de 1.000 millones de dólares VN, compuesto por: -Boden 2015: 400 millones de dólares.

-Bonar X: 300 millones de dólares.

-Bonar 2024: 300 millones de dólares.

Según señaló Repsol, el valor de mercado “se calculará tomando como referencia las cotizaciones recibidas de entidades financieras internacionales”.

También explicó que “el orden de entrega de los bonos complementarios será el antes citado, de manera que Repsol recibiría primero los bonos de vencimiento más próximo, hasta los límites indicados para cada uno de ellos”.

Ambas partes, explicaron que la deuda “se considerará saldada”, a medida que se vaya produciendo su cobro regular a su respectivo vencimiento o por la enajenación de los bonos bajo la modalidad jurídica “pro solvendo”.

En tanto, Economía precisó que “Repsol devolverá a la República Argentina cualquier importe obtenido por la enajenación de los títulos públicos o su cobro regular que supere los 5.000 millones de dólares, deducidos gastos e intereses”.

COMENTARIOS