Caso Cerrado

¡Historia de superación! Conocé la tremenda vida de la conductora de “Caso Cerrado”

Ana María Polo nació en Cuba hace 57 años y tuvo una vida complicada

viernes 24 de febrero de 2017 - 8:28 am

Se divorció, perdió un embarazo, crió sola a un hijo adoptivo y batalló contra un cáncer de mama que la llevó a la mastectomía. ¡Conocé la tremenda historia de la abogada de “Caso Cerrado”.

“Soy una mujer luchadora que busca constantemente superar los obstáculos que la vida le pone adelante”, confesó Ana María Polo. Es que la abogada del reality “Caso Cerrado” atravesó una vida muy complicada para llegar al éxito que tiene hoy. Nació en La Habana, tres meses después de comenzada la Revolución Cubana (1953). Sus padres, en la vereda opuesta a Fidel Castro, se mudaron a Puerto Rico donde vivieron doce años. “Teníamos miedo. Recibíamos amenazas e incluso iba a la escuela con guardaespaldas”, recordó. Luego, se mudaron a Miami, donde se instaló de manera definitiva.

A los 19, recién adaptada al idioma y al ritmo de vida en los Estados Unidos, conoció a un hombre diez años mayor del cual se enamoró. Su familia no estaba de acuerdo con la relación, pero ellos igual se casaron. Ella quedó embarazada, lo perdió y el matrimonio se disolvió. Esa dolorosa experiencia la ayudó a darse cuenta que quería defender los derechos de las mujeres y los niños. Por eso ingresó a la Universidad Internacional de La Florida y se recibió de Licenciada en Ciencias Sociales. Más tarde hizo un Doctorado y obtuvo un título en Derecho.

Con un título y un trabajo en el mundo de las leyes, decidió adoptar a un niño. La identidad de su hijo es un misterio ya que ella prefiere no dar detalles. Lo que sí se sabe es que el joven en cuestión tiene hoy 31 años y está casado. Ana María lo crió sin ayuda de nadie y con el tiempo formaron una familia muy unida. La peor noticia llegó a los 44, en pleno éxito de su carrera en los medios. “El día que me dijeron que tenía cáncer estaba a punto de ir a grabar el programa. El médico me llamó y me dijo que lo sentía mucho pero que estaba muy enferma. Sentía como si se me moviera el piso y tardé bastante en volverme a acomodar”, confesó en varias entrevistas, según publicó la revista Pronto.

El cáncer la obligó a atravesar el proceso de quimioterapia (donde presentó graves lesiones en la piel) y a quitarse uno de sus senos. “Hice reiki, recé, medité y vi fotos de otras pacientes para asimilar cómo me vería luego de la cirugía. Por suerte, en mi caso no fue tan trágico porque comenzaron con la reconstrucción el mismo día que me hicieron la mastectomía”, contó. Pero verse las cicatrices en el cuerpo fue un hecho traumático. “No sólo me veía diferente. Me cambió la estructura del cuerpo, una pierna me creció más que la otra y perdí bastante la sensibilidad del brazo derecho debido a que me sacaron 20 ganglios, el tejido mamario y el seno”, describió.

En cuanto a lo sentimental, la conductora se niega a que los periodistas le pregunten. Rumores indican que estaría en pareja con una productora de Caso Cerrado. Pero ella no afirma ni desmiente al respecto. “Se opina todo el tiempo de mi. Todos quieren saber sobre mi vida y con quién duermo. Pero no le debería interesar a nadie. Así que dejen de preguntar”, se quejó.

COMENTARIOS