Política Internacional

El diario El País define a Fábrega como “el relojero gris de la economía argentina”

El medio español caracteriza al presidente del Banco Central como un hombre de bajo perfil que llegó a ese puesto “para corregir errores de la política económica de los últimos siete años”

martes 25 de febrero de 2014 - 8:04 am

En el diario El País de España, hoy, aparece un artículo que tiene como protagonista al presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega. El título lo describe como “el relojero gris de la economía argentina”, y pone énfasis en que se trata de un hombre de bajo perfil que llegó a ese puesto “para corregir errores de la política económica de los últimos siete años de los casi 11 del kirchnerismo”.
[pullquote position=”right”]El diario El País define a Fábrega como “el relojero gris de la economía argentina”[/pullquote]

El articulo dice: “Sin dejar su estilo discreto, en contraposición al irreverente de (ministro de Economía, Axel) Kicillof, quien se suponía que iba a limitarse a recibir órdenes del ministro acabó siendo autor intelectual y ejecutor de algunas de las principales reformas económicas que ha puesto en marcha Fernández para corregir errores de la política económica de los últimos siete años de los casi 11 años de kirchnerismo”.

El medio español define a Fábrega como un hombre capaz, sin título universitario, que “dirigió durante diez años el mayor banco de Argentina”.  Además asegura: “Para él, el Banco de la Nación Argentina fue su casa y su universidad”.

“En coordinación con Kicillof, el doctor y profesor de economía en la Universidad de Buenos Aires con quien forma una pareja despareja, Fábrega propuso la devaluación del 22 y 23 de enero, cuando el dólar saltó de 6,87 pesos a 8,02. También subió las tasas de interés para después calmar la depreciación, y la consiguiente inflación, y obligó a los bancos a reducir sus posiciones en divisas, con lo que logró bajar la moneda norteamericana a 7,87 pesos”, explica el escrito.

Y agrega: “Sus medidas han sido elogiadas por los banqueros y hasta por los opositores, que consideraban necesarias tanto una corrección de una tasa de cambio demasiado apreciada en los últimos siete años como una política monetaria restrictiva para bajar la inflación. Unos y otros esperan ahora que Kicillof ajuste la política fiscal con una reducción de subvenciones a la tarifa de electricidad para los ricos y la clase media”.

COMENTARIOS