Seguinos en nuestras redes

Política General

Sorpresa: Larreta confirmó cuánto costará la nueva autopista Illia y que hará con la vieja

La reforma, que plantea hacer de la nueva autopista un jardín como el High Line neoyorquino, estará lista en 2018 y costará 1700 millones de pesos

El gobierno de la Ciudad finalmente reveló su proyecto para la nueva traza de la Autopista Illia, que incluye aprovechar la vieja estructura que desemboca en la 9 de Julio y atriviesa el Barrio 31 para hacer un parque lineal en altura, al estilo de la mundialmente famosa High Line de Nueva York.

Horacio Rodríguez Larreta, su ministro de Desarrollo Urbano Franco Moccia y el secretario de Integración Social y Urbana Diego Fernandez explicaron las características del proyecto que es ineludible para avanzar con la urbanización del Barrio 31 de Retiro, que costará $1700 millones y estará listo para octubre de 2018.

“Junto a especialistas y vecinos logramos establecer la nueva traza de la autopista Illia, que facilitará la conexión de la Ciudad y mejorará la experiencia del tránsito en el área”, explicó Larreta al presentar la iniciativa a la prensa.

Larreta había reconocido que la traza actual de la Illia es ilegal, puesto que se encuentra en el incumplimiento a lo dispuesto en el Código de Planeamiento Urbano, al atravesar una zona densamente poblada como el Barrio 31. Por esto es que la autopista se convertirá en un parque lineal al estilo de la High Line de Nueva York que será en altura a lo largo de 600 metros.

“Necesitamos generar espacio público” explicó Diego Fernández. “Son 6.5 hectáreas de espacio público recuperado y es relevante que sea en el centro de la Ciudad. Además es fundamental para la integración social, para que haya ciudadanos, tiene que haber plaza” amplió Moccia.

“La nueva traza facilitará el tránsito. La Ciudad se va a agilizar enormemente”, agregó Moccia. La nueva vía de entre 3 y 4 carriles- según el tramo- incluirá además nuevos accesos, en lugar de la única opción que presenta hoy la Illia. Los vehículos que se dirijan al Centro, podrán bajar en Callao, Rodríguez Peña, Cerrito y Libertad (que cambiará de mano).

Según informó La Política Online,  la obra se dividirá en 2 tramos. El primero contempla la ejecución de una nueva avenida que modificará la traza de la calle Facundo Quiroga. El tramo se extenderá entre Carlos Pellegrini/Cerrito y el nuevo Centro de Exposiciones al lado de la Facultad de Derecho. Contará con 3 carriles sentido provincia y mano al centro tendrá un ancho variable entre 3 y 4 carriles.

El segundo tramo irá desde el Centro de Exposiciones, donde la avenida tomará altura para convertirse en un viaducto, y girará hacia el norte, pasando por encima de las vías del ferrocarril hasta empalmar la Au Illia actual, 300 metros antes de llegar al Peaje Retiro.

Además, a la altura de Callao, los vehículos podrán doblar a la derecha para tomar Av. Libertador sentido al este, mientras que aquellos automovilistas que quieran tomar Av. Libertador mano para el Centro, podrán hacerlo a la altura de Rodríguez Peña (con la opción de continuar por esa calle). Quienes continúen por allí, llegarán hasta Cerrito para luego entrar a la 9 de Julio.

Hacía provincia, los vehículos que circulen por Carlos Pellegrini tendrán que continuar por Libertador, donde tomarán la nueva avenida (hoy Facundo Quiroga). También podrán acceder desde la calle Libertad o desde la Av. Callao. A partir de allí, no habrá más accesos y la traza comenzará a tomar altura para convertirse en un viaducto elevado hasta conectar con la Illia actual.

El gobierno propone crear una nueva zona verde en los alrededores del Centro de Exposiciones.

Además, se reubicará el trazado del Nuevo Central Argentino, desplazando las vías y el giro a la izquierda existente hoy en Libertador hacía Cerrito, será reemplazado por una rama de vinculación que permitirá acceder desde la nueva avenida.

Franco Moccia, prometió que para octubre de 2018 las obras habrán concluido y que “no va a generar impacto en el tránsito porque la obras la hacemos en otro lugar. El único impacto serán los camiones de las obras”.

Larreta explicó que el proyecto será financiado por el BID, además de la venta de terrenos y evaluó que todo indica que “el proyecto de la 31 no saldrá del Tesoro de la Ciudad”.

Por su parte, Moccia explicó que proyectos como estos “en todos los países se financian a largo plazo, porque la usan cuatro generaciones”. Meses atrás, LPO adelantó que el Gobierno anunció un costo estimado de $1000 millones, luego aumentó a $1500 millones y desde la oposición denunciaban que serían más de $2000.

TE PUEDE INTERESAR