Caso Lázaro Báez

Lázaro Báez pidió que declare escribano cercano a Carrió

El empresario imputado quiere que el escribano Guillermo Emilio Coto declare respecto a una reunión entre Horacio Quiroga, ex presidente de dos de sus petroleras, y la diputada, a la que asistió

lunes 23 de septiembre de 2013 - 4:29 pm

El empresario Lázaro Báez pidió, en la causa en la que está imputado por lavado de dinero, que declare como testigo un escribano para que aclare las distintas versiones que dieron Horacio Quiroga, ex presidente de dos empresas petroleras de Báez, y la diputada nacional Elisa Carrió.

Se trata del escribano Guillermo Emilio Coto, quien rubricó una declaración que Quiroga hizo en el departamento de Carrió, en la que sostuvo que “las indicaciones y órdenes las recibía Báez de Néstor Kirchner”, informaron hoy a DyN fuentes judiciales.

Quiroga le dijo a la revista “Noticias” que Kirchner dio en préstamo siete millones de dólares en efectivo para las empresas y que vio cuando los contaban en una mesa, pero ante el juez federal Sebastián Casanello señaló que no le constaba que el ex presidente haya dado ese dinero.

Además, aclaró que ante el escribano quiso decir que Báez “recibía consejos, indicaciones, pero no órdenes” de Kirchner y estimó que “es un error de redacción”. [pullquote position=”right”]Lázaro Báez pidió que declare escribano cercano a Carrió, que se reunió con la diputada y con Horacio Quiroga[/pullquote]

Quiroga también dijo que él convocó al escribano Coto a la casa de Carrió, lo que aceptó la diputada porque sostuvo que lo conocía, y que acudió a la legisladora porque había tenido relación con su padre.

Pero Carrió presentó un escrito en el juzgado de Casanello en el que sostuvo que Quiroga quiso reunirse con ella y que llegó a través de periodistas, y que fue ella quien llamó al escribano Coto “por ser persona de mi confianza”, para que deje asentado los dichos de Quiroga.

La legisladora también sostuvo que no le consta que Quiroga haya tenido relación con su padre, quien falleció hace casi 20 años.

Los abogados de Báez, Gabriel Gandolfo y Nicolás Guzmán, le pidieron al juez Casanello que “de manera urgente” cite a declarar como testigo a Coto para “ser interrogado no sólo sobre los aspectos en que se contradicen las versiones dadas por Quiroga y Carrió, sino también sobre qué es lo que ocurrió verdaderamente en el domicilio de la diputada”.

COMENTARIOS