Las peleas de los famosos

“¡Habla y calla marica!”: la brillante parodia de Moria Casán a Pepe Cibrián

La artista escribió un poema inspirado en el discurso del español Federico García Lorca, que aquí popularizo Cibrian, y lo compartió en "Los ángeles de la mañana"; reviví el desopilante momento

viernes 10 de febrero de 2017 - 9:58 pm

Moria Casan y Pepito Cibrián continúan librando una batalla sin cuartel y, por cierto, de gran peso, pues se trata de dos de las figuras artísticas más importantes del espectáculo argentino.

En otro round de la contienda, la artista decidió tomarle humor al asunto y en el programa “Los ángeles de la mañana”, de El Trece, recitó un discurso de García Lorca que Cibrián hizo popular en 2010, en medio del debate por el matrimonio igualiario.

Basada en dicha exposición, La One escribió “en un minuto” un poema dedicado a su “rival”, y lo compartió con todos los televidentes y panelistas, que no pudieron más que reirse.

Aquí, el poema de Moria:

Habla marica si quieres,
con tu papada arrogante,
que pese a todas tus huevadas,
yo, “La One”, recoge el guante.

Entraste como un caballo desbocado,
ningún chongo te querrá probar ni siquiera como bocado,
tal vez si te asumís como mediático,
un ratico de goce tendrás,
con tu pedido paparulo:
que te dejen meter el dedo en el…

Numeral “Habla y calla marica”,
mejora tus olores y no tendrás más sinsabores,
respeta más a las mujeres y no sabrás de desdenes,
baja la misoginia,

y encontrarás que te puedes dar el gusto de hacer de Virginia,
ya que tanto anhelaste tu mujer en Priscilla,
donde terminaste sin pena ni gloria,
y ese rol tan por vos “apapirado”,
se lo comió viva la gran Moria.

Camina un poco la calle,
bájate del escenario,
y sentirás que te quedarás sin aire,
porque lo tuyo es el cuarto sombrío y oscuro,
y lo mío, además de calle, cordón y vereda,
es a todo darle duro.

Tu Priscilla abandonaste,
tu excusa fue inexplicable,
tus juanetes te dolían,
ser mujer no es tu arte.

Ya marica me aburriste,
andá a encerrarte en tu bulo,
y aplícate tu consejo:
¡metete un dedo en el culo! 

 

El video: 

COMENTARIOS