Ciencia

Encuentran el fragmento más antiguo de la Tierra

Se trata de una pequeña cantidad de circón extraído de un afloramiento de roca en Australia, que solo tiene 160 millones de años más que nuestro Sistema Solar

lunes 24 de febrero de 2014 - 2:23 pm

Un equipo internacional de investigadores reveló este domingo en la revista Nature Geoscience, datos que afirman que la primera corteza terrestre se formó hace aproximadamente 4.400 millones de años, 160 millones de años después de nuestro Sistema Solar.

Los hallazgos del trabajo, dirigido por John Valley, profesor de geociencias de la Universidad Wisconsin-Madison (EE.UU), están basados en un pequeño fragmento de circón extraído de un afloramiento de roca en Australia.
[pullquote position=”right”]Encuentran el fragmento más antiguo de la Tierra, de 4.400 millones de años[/pullquote]

“Esto confirma nuestra visión de cómo la Tierra se enfrió y se hizo habitable”, dijo Valley. Y prosiguió: “También puede ayudar a entender cómo se formarían otros planetas habitables”.

El estudio confirmó que los cristales de circón de la región de Australia Occidental cristalizaron hace 4.400 millones de años. En base a análisis anteriores que usaron los isótopos de plomo para fechar los circones de Australia, estos cristales fueron identificados como los trozos más antiguos de la corteza terrestre.

La investigación, según el director del proyecto, refuerza la teoría de “una joven Tierra fría”, donde las temperaturas eran muy bajas y por eso no había agua líquida. “El estudio refuerza nuestra conclusión de que la Tierra tenía una hidrosfera antes de hace 4.300 millones de años y, posiblemente, vida no mucho después”, dijo Valley.

La investigación utilizó una nueva técnica llamada tomografía átomo-sonda que, junto con la espectrometría de masas de iones secundarios, permitió a los científicos establecer con precisión la edad y la historia térmica del circón por medio de la determinación de la masa de los átomos individuales de plomo en la muestra. En lugar de ser distribuidos al azar en la muestra, como se predijo, los átomos de plomo en el circón se juntaron, como “las pasas en un pudin”, ejemplificó el director.

COMENTARIOS