Causa ex Ciccone

La detección de un registro de llamadas compromete más a Boudou en el caso Ciccone

La Justicia comprobó que su secretario privado, Héctor Romano, llamó varias veces a The Old Fund, sociedad controlante de la imprenta de billetes, y viceversa

lunes 24 de febrero de 2014 - 6:22 am

La detección de cruces de llamadas entre personas cercanas al vicepresidente, Amado Boudou, y contactos de la sociedad The Old Fund, controlante de la imprenta de billetes Ciccone Calcográfica, comprometen cada vez más al funcionario en la investigación del caso.
[pullquote position=”right”]La detección de un registro de llamadas compromete más a Boudou en el caso Ciccone[/pullquote]

A pesar de que Boudou aseguró que nunca tuvo relación con los directivos que manejaron Ciccone, la Justicia comprobó que su secretario privado, Héctor Romano, el hombre que atiende y hace llamadas en su nombre desde hace años, llamó varias veces a esa empresa, y viceversa.

Antes o después de hablar al teléfono de The Old Fund, Romano siempre hablaba con su jefe, Boudou. Esos cruces de llamados se realizaron entre abril y mayo de 2010 y son pruebas oficiales del expediente Ciccone, en el que Boudou está imputado por dos delitos de corrupción, según informó el diario Clarín en base a fuentes del caso.

La secuencia de comunicaciones era así: Boudou llamaba a su secretario privado. Al poco tiempo, ese asesor, amigo desde la infancia del vicepresidente, se comunicaba a un teléfono que usaba The Old Fund. Desde ese mismo número, después, buscaban al secretario privado de Boudou, que respondía. Y a los pocos minutos éste último llamaba nuevamente al vice.

Boudou  es investigado por enriquecimiento ilícito y también por negociaciones incompatibles con la función pública. El juez de la causa, Ariel Lijo, indaga no sólo si Boudou aumentó su patrimonio de forma ilegal desde que es funcionario, sino también si utilizó su influencia como ministro de Economía para beneficiar con resoluciones gubernamentales a la imprenta de billetes.

COMENTARIOS