Aumentos

Con sorpresas, estas son las claves del nuevo cuadro tarifario anunciado

El aumento dispuesto para las distribuidoras Edenor y Edesur será desdoblado entre febrero y marzo (con doble peso en este último)

miércoles 1 de febrero de 2017 - 6:00 am

El primer slide proyectado ayer por el ministro Juan José Aranguren explica cómo funciona el servicio de electricidad en sus tres eslabones (generación, transporte y distribución) hasta llegar a los usuarios.

Y que la factura se compone del precio estacional mayorista (27% del total); valor agregado de distribución y transporte (47%), e impuestos nacionales, provinciales y municipales (26%).

Salvo en este último rubro, en los otros dos hay varias sorpresas que impactarán en el bolsillo según cada una de las ocho categorías en que se subdividen los cuatro niveles de consumo eléctrico mensual.

Según detalla el diario La Nación, dentro de este rompecabezas tarifario, la primera sorpresa es que el aumento dispuesto para las distribuidoras Edenor y Edesur será desdoblado entre febrero y marzo (con doble peso en este último), para repartir entre estos dos meses su impacto en el índice de precios al consumidor.

Así, el Gobierno recogió la lección del año anterior, cuando el “tarifazo” de tres dígitos comenzó a regir a pleno desde febrero, un mes de fuerte calor y, por ende, alto consumo, tras 12 años de virtual congelamiento en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). De todos modos, marzo no suele arrancar con temperaturas bajas.

Lo ideal hubiera sido aplicarlo a partir de abril, pero en ese caso se superpondrían con los aumentos ya previstos para el gas natural.

Otra sorpresa es que el precio de la energía eléctrica mayorista (PEM) habrá de duplicarse, al pasar de $ 320 por MWh a $ 400 en febrero y a $ 640 en marzo, salvo que los usuarios residenciales logren reducir en 20% su consumo mensual con respecto al mismo período de 2015.

Esta medida tendrá impacto en los usuarios de todo el país, aunque será mayor en el AMBA, ya que en las provincias el valor de distribución (VAD) no está tan desactualizado.

El objetivo oficial es que, con los ajustes de este año, las tarifas residenciales cubran el 47% del precio mayorista y que el 53% subsidiado vaya reduciéndose gradualmente hasta 2021. En el caso de los grandes usuarios industriales, el PEM se ubicará en $ 1070/MWh, con una suba de 38%.

En cambio, las pymes y empresas electrointensivas no tendrán cargos en los primeros 600 MWh para no afectar su competitividad.

COMENTARIOS