Salud

Consejos para evitar los calambres

Evitar el sedentarismo y llevar una dieta rica en calcio son algunos tips para evitar las contracciones musculares

domingo 29 de enero de 2017 - 1:44 pm

Los calambres aparecen cuando menos se los espera y a veces obligan a las personas a tener que hacer una pausa en sus actividades e inventar una serie de movimientos con la esperanza de aliviar las molestias.

Esta contracción muscular, que incluso provoca en ocasiones que la zona afectada asuma una posición forzada, la sufren grandes y chicos.

El sedentarismo, la falta de ejercicio, la deshidratación, algunos trastornos hidroelectrolíticos (principalmente la disminución de calcio y magnesio) y permanecer de pie o sentado durante mucho tiempo, son factores que pueden contribuir a la aparición de esta molestia.

Además, el padecimiento de alteraciones metabólicas provocadas por la diabetes, el hipertiroidismo y el alcoholismo también pueden ser causantes de calambres. Lo mismo con las personas que tienen enfermedades neurológicas, de insuficiencia venosa y las que sufren de varices.

Los calambres no son ajenos a los mitos, como el que dice que debés reposar una hora antes de bañarte en la pileta.

Claudio Vallejos, cirujano vascular periférico, dice que esto es una medida de prevención. Esto, debido a que luego de comer, el organismo exige una mayor demanda de sangre en el tubo digestivo para poder procesar los alimentos. Por lo que cuando una persona realiza de inmediato una actividad física demandante como lo es el nado, pueden generarse calambres sobre todo en las piernas.

Resultado de imagen para calambre

 

Para terminar con algunos mitos y entregar algunas claves para prevenir la aparición de estos dolores, el especialista recomienda:

  •  Realizar una buena sesión de estiramiento antes y después de realizar ejercicio, al igual que antes de dormir (hacer una rutina de 15 minutos).
  •  Mantener una buena hidratación.
  • Evitar ejercicios en días muy calurosos.
  • Llevar una dieta rica en calcio y magnesio, ya que pueden contribuir a la prevención de estos malestares, se encuentran en los alimentos clásicos de una dieta equilibrara (frutas y verduras, cereales, legumbres, pescado, productos lácteos, frutos secos, etcétera).
  • Evitar el sedentarismo. Además, el médico cardiovascular aconseja no auto-medicarse con suplementos de potasio y magnesio, ya que a pesar de ser necesarios para el organismo, pueden afectar la función renal de algunas personas.

Cómo calmar el dolor

Para aliviar estas molestias en el momento, los especialistas recomiendan hacer masajes en la zona afectada y estirar el músculo comprometido de forma contraria a la posición involuntaria, generada por la contractura.

“Si ocurre en la noche, intentar ponerse de pie y caminar para elongar las fibras contracturadas, de este modo se favorecerá la irrigación sanguínea y el dolor pasará”, sugiere Chávez.

Cuidado con confundir calambres con otro tipo de dolencias 

Muchas veces los calambres pueden ser confundidos con otras molestias o pueden ser motivo para consultar a un médico. Vallejos dice que cuando son repetitivos en el tiempo y por ejemplo, se presentan cuando la persona está en reposo o caminando, es bueno que se consulte con un especialista para descartar otro tipo de problemas.

Fuente: El Nacional

COMENTARIOS