Avances tecnológicos

Estamos condenados: un robot logró desactivar el captcha “No soy un robot”

¿Es demasiado pronto para ir buscando a John Connor y Terminator?

sábado 28 de enero de 2017 - 8:35 pm

La tecnología avanza cada vez más rápido: inteligencia artificial, desplazamiento de puestos laborales, sustitución de tareas tan elementales y humanas como conducir son solo algunas de las cosas que los robots pueden hacer y que causan incertidumbre entre los expertos. A veces parece, de hecho, que lo único que nos separa de una sociedad-robot es que ellos logren superar un captcha anti-robots.

Pues bien, este pequeño genio lo ha conseguido:

En realidad, lo que vemos es un brazo automatizado mecánico manejado, probablemente, por el mismo dueño que graba el vídeo. Pero la gracia resulta tan irresistible en un tiempo de apocalipsis-robot-figurado que el vídeo, subido hace apenas tres días, acumula más de un millón de visitas en YouTube y acapara aún me gustas y retuits en Facebook y Twitter. La máquina se enfrenta a un captcha de Google, pulsa la tecla “no soy un robot” y logra engañar a la humanidad.

Los captchas de Google están pensados para spambots, programas digitales que tratan de engañar a su algoritmo a través de clicks automatizados. Nuestro amigo robot físico no es el objeto de tan arduo muro, que, en el fondo, es bastante próspero batallando contra los robots.

Si te estás preguntando cómo funciona, aquí tienes una pequeña explicación. Como recordarás, hace unos años teníamos que teclear absurdas combinaciones de letras y números distorsionadas en una imagen. Google entendió que aquello era muy difícil y optó por el irónico “No soy un robot”, que funciona mezclando patrones de movimientos del ratón (sí, son capaces de diferenciar en cómo mueve el puntero un bot y cómo lo mueve un humano) y tu historial, que ofrece contexto al captcha para interpretarte como un humano.

COMENTARIOS