Femicidio

Salta: conmoción por el brutal crimen de una mujer

El marido llegó de trabajar y encontró a su mujer de 44 años tendida boca abajo y con al menos dos puñaladas; sus dos hijas estaban en el baño

sábado 28 de enero de 2017 - 9:48 am

El municipio salteño de Vaqueros se conmocionó por el brutal crimen de una mujer de 44 años, cuyo cuerpo fue encontrado en su vivienda, donde sus hijas mellizas, de tres años, estaban encerradas en el baño.

El cuerpo de la víctima, Jimena Beatriz Salas, estaba “en un charco de sangre, en una escena muy violenta”, según explicó el fiscal del caso, Rodrigo González Miralpeix.

El cadáver de Salas fue encontrado este viernes al mediodía en su casa de la calle La Virginia del barrio San Nicolás por su marido, un gerente de una casa de electrodomésticos, quien ya prestó declaración en Ciudad Judicial durante cinco horas.

El fiscal González Miralpeix dijo que todavía no tienen hipótesis sobre lo que ocurrió, pero reveló que en la casa encontraron objetos de valor y que aparentemente la puerta no fue forzada.

Sin embargo, no fue encontrado el celular de la víctima, ante lo que el funcionario judicial indicó: “No podemos determinar si tremendo hecho es producto de un celular. No tenemos ni hipótesis ni móviles, son los primeros pasos de la investigación”.

Y agregó: “En el momento del hecho las nenas estaban en la casa, pero no habrían presenciado el momento del asesinato”. En ese sentido, fuentes policiales revelaron a medios locales que las menores estaban encerradas en el baño.

El último contacto que mantuvo el hombre con Beatriz Salas fue a las 13.15, a través de un mensaje de texto. Siguiendo la pista de este último dato, se puede suponer que el crimen pudo haberse cometido en esa media hora entras las 13.15 y las 13.45. Todo es materia de investigación.

Los vecinos de San Nicolás, que pertenece al municipio de Vaqueros, se mostraron pasmados por el brutal crimen.

Varias personas que viven en la misma cuadra aseguraron al diario La Gaceta que se trata de un lugar “muy tranquilo” donde “se conocen todos”.

Según los testimonios, no son muchos los que conocen a la familia debido a que se mudaron “hace poco” a la casa que construyeron.

Además, explicaron que la calle Las Virginias es muy transitada porque es el paso obligado para entrar al barrio y además conduce al camping San Nicolás.

COMENTARIOS